Mozart: Concierto para piano nº 23

Fazil Say. OSCyL, Damian Orio.
12 y 13 de Enero de 2017

mozart-piano-23

Desde 1782, un año después de trasladarse a Viena, hasta 1786, Mozart escribió quince conciertos para piano. Esa es una increíble producción de música importante, y se corresponde precisamente con el apogeo de Mozart como intérprete. Estos conciertos fueron su más importante vehículo de presentación -así como su principal fuente de ingresos- y el tiempo los ha colocado entre las glorias supremas de toda la música. No hay mucho más en la obra de Mozart, aparte de las grandes óperas, que pueda compararse con la magnificencia, la sutileza y la sólida brillantez de estas partituras, y en ninguna otra obra logró tan ingeniosamente Mozart fusionar los estilos sinfónico, operístico y de música de cámara en un  exclusivo lenguaje de expresión personal.

Continuar leyendo

Vivaldi y Mozart con el Ensemble Matheus

­

ensemble-matheus

Fundado en 1991 por el violinista y director Jean-Christophe Spinosi, el Ensemble Matheus es una formación de geometría variable que interpreta música de los siglos XVII y XVIII con instrumentos de época. Alcanzó fama internacional con sus grabaciones de operas de Vivaldi para Naïve, y ha acompañado a los solistas vocales de más renombre en el repertorio barroco. El conjunto es residente en el  Théâtre du Châtelet de Paris, donde cada año interpreta una ópera. Aquí lo podemos ver y escuchar en una de las obras programadas, el Concierto para flauta en sol menor, op. 10 nº 2, RV 439 “La notte”, de Vivaldi.

Continuar leyendo

Mozart: Concierto para dos pianos en mi bemol mayor, K. 365

Iván Martín, Christian Zacharias. OSCyL
7 y 8 de Abril de 2016
Wolfgang y Maria-Anna ('Nannerl'), c. 1763 (Eusebius Johann Alphen)

Wolfgang y Maria-Anna (‘Nannerl’), c. 1763 (Eusebius Johann Alphen)

La musicalmente dotada hermana de Mozart, Nannerl, tuvo un papel destacado en varias de sus composiciones. Algunas informaciones insisten en que estaba al menos tan dotada para el teclado como su hermano más joven, y ya en 1764, cuando Wolfgang tenía ocho años y Nannerl trece, viajaron y actuaron juntos ante uno o dos teclados. Con lo que, varios años más tarde, la idea de un concierto para dos pianos fue algo natural para Wolfgang. Sin embargo, no se han descubierto circunstancias específicas para la creación de esta obra.

Continuar leyendo