Mozart / D’Rivera: Adagio

Paquito D’Rivera. OSCyL, Carlos Miguel Prieto
16 y 17 de Enero de 2020

Paquito D’Rivera, a partir del Adagio del Concierto para clarinete de Mozart, que tan popular se hizo al aparecer en Memorias de Africa. Huelga decir que cualquier comparación está fuera de lugar, porque como dice el músico cubano, el lo interpreta como debe ser. Y su arte y su simpatia rinden a cualquier auditorio, tanto si lo toca más jazzisticamente con un quinteto

como si lo hace acompañado de una gran orquesta sinfónica, en forma de blues al estilo de Nueva Orleans, ciudad natal de Mozart según ha descubierto él mismo.

Mozart: Sinfonía nº 40

OSCyL, Andrew Gourlay
3 y 4 de Octubre de 2019

Salvo dos, las 41 sinfonías de Mozart están compuestas en lo que podemos llamar claves “felices” o mayores. Las excepciones son las que conocemos como Pequeña Sinfonía en Sol menor y Gran Sinfonía en Sol menor; Nos. 25 y 40 respectivamente. La número 25 fue utilizada con éxito en el inicio de la película Amadeus de Milos Forman de 1984, para establecer esa atmósfera marrón sugestiva del siglo XVIII. La número 40 es posiblemente la más popular de todas las una sinfonías de Mozart, aunque su primer movimiento se convirtiera en uno de los tonos de llamada de móvil más molestos de los años 90. Probablemente fue también bastante popular en vida de Mozart: aunque los expertos no pueden estar absolutamente seguros, parece ser que Mozart la interpretó más de una vez, y luego la arregló para formaciones musicales ligeramente diferentes.

Continuar leyendo

Johann Christian Bach: Obertura y Suite de Amadís de Gaula

OSCyL, Reinhard Goebel
23 y 24 de Mayo de 2019

Johann Christian Bach fue el menor de los hijos de Juan Sebastian Bach. Tutelado por su hermano Carl Philipp, se trasladó primero a Italia y luego a Londres, donde adquirió renombre internacional como compositor de óperas. Y allí le fueron a buscar desde París para que terciara entre Gluckistas y Piccinistas en la querella que enfrentaba a los partidarios del estilo alemán y el italiano, cosa que hizo componiendo la que sería su obra maestra, Amadis de Gaule, con la versión simplificada de un libreto ya empleado por Lully.

Continuar leyendo

Mozart: Concierto para piano nº 13

Iván Martín. OSCyL, Reinhard Goebel
23 y 24 de Mayo de 2019

Durante los primeros años de Mozart en Viena, una de sus principales fuentes de ingresos fueron los conciertos de abono.  Para tales conciertos, componía generalmente conciertos para piano, lo que le permitió exhibir su excepcional facilidad con el teclado.  Entre 1782 y 1786, los años en que dio más conciertos, Mozart escribió 15 conciertos para piano y orquesta, casi todos para su propio uso, unas obras que han llegado a representar el ideal clásico del género.

Evidentemente, Mozart compuso sus primeros conciertos de Viena, K. 413-415, muy rápidamente.  En una carta del 28 de diciembre de 1782 a su padre, Mozart mencionaba las tres obras proyectadas, señalando que solo una estaba terminada.  El 15 de enero de 1783, la Wiener Zeitung anunció los conciertos, con las partes para viento opcionales, disponibles en manuscrito.  A su padre, Mozart le describió estos tres conciertos como “un feliz punto medio entre lo demasiado fácil y lo demasiado difícil; son muy brillantes, agradables al oído y naturales, sin ser insulsos”.

Orquestado para piano, cuerdas y parejas de oboes, fagots, trompetas y timbal, el Concierto en Do mayor se inició a finales de 1782 y se completó a principios del año siguiente.  Fue impreso en 1785 por Artaria en Viena como Op. 4, No. 3. (Los K. 414 y K. 413, se publicaron como Op. 4, Nos. 1 y 2, respectivamente.) Aunque el material del concierto en Do mayor es convencional, el tratamiento formal que Mozart le da es a menudo audaz.

Continuar leyendo