Xavier de Maistre deslumbra con Ginastera en el Concierto americano de la OSCyL

OSCYL-PROGRAMA-18-14-15-web1

El color de Brasil con Respighi, el jazz de los Estados Unidos con Bernstein y el ritmo de Cuba con Gershwin gustaron mucho ayer en el Auditorio, a pesar del rápido tempo y algunas entradas poco claras en la Suite de West Side Story y a pesar de que la Obertura Cubana, que debió fascinar en su momento, hoy no parece nada del otro jueves. Pero la obra que hizo honor a la música fue el Concierto para arpa de Ginastera, en el que Lopez Cobos, que ya había mostrado su precisa elegancia y un magistral control de las dinámicas en la Impresiones brasileñas de Respighi, puso las esencias de la OSCyL al servicio de ese compositor y del extraordinario arpista Xavier de Maistre. En ese programa de música del siglo XX con fuertes raíces populares y pocos atrevimientos, la música de Ginastera, que eleva el folclore argentino a auténtica categoría sinfónica y se presenta como un claro antecedente de Piazzolla, resultó la más innovadora e interesante. A lo que debe añadirse que, su tratamiento del arpa, transforma ese instrumento en algo radicalmente distinto, en una pequeña orquesta que, en la mano de artistas como Xavier de Maistre, puede emocionar por su lirismo o excitar con frenéticos arpegios en los que se golpean las cuerdas y la madera, todo muy lejos de la reiteración de glissandos y la ampulosidad tan pasada de moda de la clásica música para arpa.

Continuar leyendo

Ginastera: Concierto para arpa

Xavier de Maistre, OSCyL. Jesús López Cobos
29 y 30 de Mayo de 2015
Alberto Ginastera,  Eugene Ormandy, Edna Phillips y Nicanor Zabaleta en el estreno del Concierto para arpa, en 1965.

Alberto Ginastera, Eugene Ormandy, Edna Phillips y Nicanor Zabaleta en el estreno del Concierto para arpa, en 1965

La elección de instrumentos que hizo Ginastera para sus conciertos fue principalmente convencional; escribió un concierto para violín, dos para piano y dos para violonchelo. Aun así, el hecho de que también compusiese un concierto para arpa no es una rareza, pues el arpa puede ser convincentemente considerada como un pariente cercano de la guitarra, y la guitarra es esencial en la música popular argentina que tanto fascinaba a Ginastera. Escribió su Concierto para arpa en un periodo en el que estaba consolidando influencias populares en un lenguaje contemporáneo más difícil; antes, había utilizado el folclore de manera más directa, y después, iba a dejarlo todo en favor del serialismo y otras técnicas avanzadas.
Continuar leyendo