Ravel: Shéhérazade

20 y 21 de Abril de 2017
Stéphanie D´Oustrac. OSCyL, Andrew Gourlay

Lo exótico constituyó un elemento notable en el gusto musical de Ravel, como lo fue en sus gustos con la comida y las corbatas. Y Sherezade es una de las composiciones que comparten mundos alejados de París, donde vivió y trabajó toda su vida, y quizá también su necesidad de demostrarse el poder de su técnica sometiéndola a distintos desafíos. Sheherezade, además de una obertura, es un ciclo de tres canciones sobre poemas que su amigo Arthur Justin Leon Leclere firmó con el espléndidamente wagneriano pseudónimo de Tristan Klingsor. Los jóvenes músicos del París de 1903 se hallaban todavía bajo el hechizo de Pelleas y Melisande de Debussy, y no es de extrañar entonces que en la música de Ravel para los poemas de Klingsor se encuentren texturas y armonías Debussyanas doradas con un brillo oriental.

Continuar leyendo

Ravel: Mi madre la oca (ballet completo)

20 y 21 de Abril de 2017
OSCyL, Andrew Gourlay

Maurice Ravel comentaba a menudo la familiaridad que sentía con los niños. Cuando conoció al artista Cyprian Godebski en 1904, también se hizo rápidamente amigo de los dos hijos de Godebski, Mimie y Jean, para quienes escribió un conjunto de cinco sencillas piezas para piano a cuatro manos, basadas en varios de sus cuentos favoritos, incluyendo algunos de la colección Cuentos de mi madre la oca de Charles Perrault. La suite Mamá Oca resultó ser demasiado difícil para ellos, así que la primera interpretación pública, en París, el 20 de abril de 1910, contó con Jeanne Leleu y Geneviève Durony, ambas menores de 10 años.

Continuar leyendo

Ravel: Concierto para la mano izquierda

Jean-Efflam Bavouzet, OSCyL. Andrew Gourlay
6 y 7 de Octubre de 2016

Paul Wittgenstein, Roger Désormière, Maurice Ravel

Durante la Primera Guerra Mundial, un prometedor pianista austríaco llamado Paul Wittgenstein perdió su brazo derecho. Era el octavo de los nueve hijos de Karl Wittgenstein, un todopoderoso industrial del acero con un apellido comparable al de Rothschild, hoy más conocido por su noveno hijo, el filósofo Ludwig Wittgenstein. En su reciente debut, el pianista había recibido buenas críticas, y todavía prisionero de guerra en un campo de concentración de Siberia, decidió que la amputación no iba a acabar con su carrera. Pidió a su maestro, Josef Labor, que le escribiese un concierto para la mano izquierda y se puso a arreglar piezas y a desarrollar técnicas para poder tocar con esa sola mano, logrando a lo largo de su vida que compusieran para él músicos como Britten, Hindemith, Korngold, Prokofiev, y Richard Strauss entre otros. Aquí le podemos ver interpretando el Concierto para la mano izquierda de Ravel, que se ha convertido con el paso del tiempo en el más famoso de sus encargos.

Continuar leyendo

Ravel: Rapsodia española

José Miguel Asensi. OSCYL, Eliahu Inbal.
2 y 3 de Junio de 2016

Maurice_Ravel_au_piano_1912

Maurice Ravel nació en los Pirineos franceses, a unos pocos kilómetros de la frontera española, un límite geográfico que a menudo atravesó en su música. A pesar de que su familia se trasladó a París cuando todavía era un bebé, la fascinación por España le llegó de forma natural, pues su madre era vasca y se crió en Madrid; su padre suizo le inspiró el amor por las cosas precisas y mecánicas que trae su impecable música (provocando que Stravinsky le despachase como un “relojero suizo.”) La Rapsodia española está entre sus mejor conocidas evocaciones de la España que visitó tan raras veces a pesar de parecer conocerla tan bien. De hecho, gran parte de la música española de Ravel fue escrita antes de que hubiera pasado mucho tiempo en ese país, al igual que La valse es anterior a su primera visita a Viena.

Continuar leyendo