Haydn: Sinfonía nº 26, “Lamentatione”

OSCyL, Andrew Gourlay
7 y 8 de Junio de 2018

Capilla del Palacio Esterházy

Joseph Haydn (1732-1809) tuvo una gran influencia en el establecimiento de la sinfonía, pero describirlo como su “padre” como a veces se hace, olvida el trabajo de pioneros como G.B. Sammartini (c.1700-75) y Antonio Brioschi (activo c.1725-50). Sin embargo, ningún compositor de sinfonías ha superado a Haydn en términos de calidad y cantidad combinadas. Escribió más de 100 sinfonías: el número exacto sigue siendo dudoso.

La Sinfonía n.º 26 en Re menor no está entre las obras más conocidas de Haydn, pero tiene muchas características interesantes e inusuales. El nombre “Lamentatione”, con toda probabilidad ajeno al propio compositor, induce a confusión, pues la melodía del canto llano que se escucha en el primer movimiento proviene de la Pasión cantada en la Semana Santa y no de las Lamentaciones de Jeremías.

Continuar leyendo

Anuncios

Mozart: Sinfonía nº 25

OSCyL, Eliahu Inbal
25 y 26 de Mayo de 2018

Esta es la obra más precoz de Mozart que se ha asegurado un lugar en el repertorio orquestal moderno. Es conocida  como la “pequeña” sinfonía en Sol menor de Mozart, por deferencia a la sublime sinfonía posterior en la misma clave, la nº 40. En el siglo XIX era poco conocida y rara vez se interpretaba. Esto cambió en el siglo siguiente y, con la popularidad de la película Amadeus, que usa su primer y dramático movimiento de un modo que seguramente sorprendería al compositor, esta sinfonía ha alcanzado casi la misma popularidad que su famosa compañera.

Continuar leyendo

Schumann: Concierto para violín

Isabelle Faust. OSCyL, Andrew Gourlay
26 y 27 de Mayo de 2017

Jelly D’Aranyi, violinista sobrina nieta de Joachim, que aseguró que los fantasmas de su tío abuelo y del mismo Schumann le habían instado a buscar y hacer público su hasta entonces oculto Concierto para violín.

El 21 de septiembre de 1853, Schumann escribió en su diario: “He empezado una pieza para violín”. El 1 de octubre anotaba que el “Concierto para violín estaba terminado”, y el día 3 del mismo mes la obra estaba completamente orquestada. Este record supone el último momento verdaderamente productivo y feliz del compositor. Quiso presentar el Concierto para violín en Düsseldorf, pero al renunciar a su puesto de director allí, resultó prácticamente imposible. Una gira de conciertos y su trabajo como crítico musical convirtieron en asunto de importancia secundaria la planificación de su estreno. Finalmente, el inicio de su enfermedad mental eliminó toda esperanza de programar ese concierto, cuya saga continuó mucho después de la muerte del compositor.

Continuar leyendo

Mozart: Sinfonía nº 34

OSCyL, Andrew Gourlay
26 y 27 de Mayo de 2017

Esta es la última sinfonía que Mozart escribió en Salzburgo, la ciudad de postal que odiaba, desde los residentes cuyo mal gusto puso a prueba su paciencia -“no se puede tener ninguna relación social correcta con esa gente”- hasta los “toscos, desaliñados y disolutos músicos de la corte” para quienes tanto compuso.

Continuar leyendo

Mozart: Concierto para piano nº 23

Fazil Say. OSCyL, Damian Orio.
12 y 13 de Enero de 2017

mozart-piano-23

Desde 1782, un año después de trasladarse a Viena, hasta 1786, Mozart escribió quince conciertos para piano. Esa es una increíble producción de música importante, y se corresponde precisamente con el apogeo de Mozart como intérprete. Estos conciertos fueron su más importante vehículo de presentación -así como su principal fuente de ingresos- y el tiempo los ha colocado entre las glorias supremas de toda la música. No hay mucho más en la obra de Mozart, aparte de las grandes óperas, que pueda compararse con la magnificencia, la sutileza y la sólida brillantez de estas partituras, y en ninguna otra obra logró tan ingeniosamente Mozart fusionar los estilos sinfónico, operístico y de música de cámara en un  exclusivo lenguaje de expresión personal.

Continuar leyendo

Vivaldi y Mozart con el Ensemble Matheus

­

ensemble-matheus

Fundado en 1991 por el violinista y director Jean-Christophe Spinosi, el Ensemble Matheus es una formación de geometría variable que interpreta música de los siglos XVII y XVIII con instrumentos de época. Alcanzó fama internacional con sus grabaciones de operas de Vivaldi para Naïve, y ha acompañado a los solistas vocales de más renombre en el repertorio barroco. El conjunto es residente en el  Théâtre du Châtelet de Paris, donde cada año interpreta una ópera. Aquí lo podemos ver y escuchar en una de las obras programadas, el Concierto para flauta en sol menor, op. 10 nº 2, RV 439 “La notte”, de Vivaldi.

Continuar leyendo

Haydn: Sinfonía nº 6, “La mañana”

OSCyL, Jesús López Cobos
16 y 17 de Diciembre de 2016

le-matin

¿De qué otra forma podía iniciarse el período más productivo de la composición sinfónica  del siglo XVIII -de hecho, de todos los tiempos-, sino con una salida del sol? La sexta sinfonía es la primera que Joseph Haydn escribió para la corte de Esterhazy, donde estaba empleado desde 1761, y donde su relación laboral de casi treinta años con el príncipe Nikolaus Esterházy cambiaría la historia sinfónica. Como escribiría más tarde, el relativo aislamiento de Esterhazy “me obligó a ser original”, y prácticamente cada sinfonía Esterhazy que compuso (y fueron alrededor de 70 del total de 104 -el total oficial; 106 si se es más preciso), muestra cómo creó un nuevo repertorio para los músicos de esa corte.

Continuar leyendo

Haydn: Concierto para cello nº 1

Pablo Ferrández. OSCyL, Jukka-Pekka Saraste
21 y 22 de Octubre de 2016

Haydn

Hasta 1961, sólo hubo un concierto para violonchelo de Haydn, en Re mayor, muy apreciado tanto por el público como por los violoncelistas al ser la única obra de su género del gran triunvirato clásico vienes, pues ni Mozart ni Beethoven escribieron conciertos para violonchelo. Un concierto para violonchelo anterior, en Do mayor, desaparecido durante la vida del compositor, se había dado por perdido. Ese concierto estaba registrado en los dos catálogos del propio Haydn: El “Proyecto de catálogo”, iniciado en 1765 y con adiciones periódicas, y el  “Catálogo completo” de 1805, descorazonadoramente titulado “Una lista de todas las composiciones que puedo realmente recordar haber compuesto desde los dieciocho hasta mis  setenta y tres años” (lo cual no inspira precisamente mucha confianza sobre su exhaustividad)

Continuar leyendo

Mozart: Concierto para dos pianos en mi bemol mayor, K. 365

Iván Martín, Christian Zacharias. OSCyL
7 y 8 de Abril de 2016
Wolfgang y Maria-Anna ('Nannerl'), c. 1763 (Eusebius Johann Alphen)

Wolfgang y Maria-Anna (‘Nannerl’), c. 1763 (Eusebius Johann Alphen)

La musicalmente dotada hermana de Mozart, Nannerl, tuvo un papel destacado en varias de sus composiciones. Algunas informaciones insisten en que estaba al menos tan dotada para el teclado como su hermano más joven, y ya en 1764, cuando Wolfgang tenía ocho años y Nannerl trece, viajaron y actuaron juntos ante uno o dos teclados. Con lo que, varios años más tarde, la idea de un concierto para dos pianos fue algo natural para Wolfgang. Sin embargo, no se han descubierto circunstancias específicas para la creación de esta obra.

Continuar leyendo

Mozart: Concierto para flauta y orquesta nº 1

Emmanuel Pahud. OSCyL, Gustavo Gimeno
10 y 11 de Marzo de 2016
Joven con flauta (George Romney)

Joven con flauta (George Romney)

En una carta fechada el 10 de diciembre 1777, Mozart informaba a su padre desde Mannheim de que Johann Baptist Wendling, primer flautista de la famosa Orquesta de Mannheim, había sido contactado por un acaudalado hombre de negocios holandés llamado de De Jean, que estaba dispuesto a pagar 200 florines por tres conciertos para flauta fáciles y cuatro cuartetos de flauta para su propio uso [200 por obra]. Mozart aceptó el encargo, que debía estar listo antes de que De Jean fuese a París a mediados de febrero de 1778. El día antes de que el holandés llegase, Mozart había entregado solamente tres cuartetos y dos conciertos, por los que se le pagaron sólo 964 florines. El compositor, que estaba siendo presionado por su padre para continuar su propio viaje a París con su madre, se deshizo en excusas, escribiendo de nuevo a Salzburgo el 14 de febrero: “No es raro que haya sido incapaz de acabarlos, porque no he tenido ni una hora de calma aquí… Por otro lado, usted sabe que puedo ser un inútil cuando me veo obligado a escribir para un instrumento que no soporto. “

Continuar leyendo