Salonen: Concierto para violín

Roberto González-Monjas. OSCyL, Andrew Gourlay
15 y 16 de Febrero de 2018

Escribí mi Concierto para violin entre Junio de 2008 y Marzo de 2009. Nueve meses, la duración de la gestación humana, una hermosa coincidencia.

Decidí abarcar el rango expresivo más amplio que pudiera imaginar a lo largo de los cuatro movimientos del Concierto: desde lo virtuoso y llamativo hasta lo agresivo y brutal, desde lo meditativo y extático hasta lo nostálgico y otoñal. Leila Josefowicz resultó ser una fantástica compañera en ese proceso. No conoce límites, no conoce el miedo, y constantemente me animaba a alcanzar lugares a los que no estaba seguro de atreverme a ir. Como resultado de ese proceso, este Concierto es tanto un retrato suyo  como de mi narrativa más privada, una especie de resumen de mis experiencias como músico y ser humano en la divisoria de los 50 años.

Continuar leyendo

Anuncios

Beethoven: Coriolano

OSCyL, Andrew Gourlay.
15 y 16 de Febrero de 2018

En 1802, Beethoven asistió a una representación teatral de la obra Coriolano, del poeta vienés Heinrich Joseph von Collin, un escritor al que admiraba mucho. Beethoven, de hecho, había considerado (aunque finalmente abandonó) la idea de escribir una ópera sobre la adaptación de Collin del Macbeth de Shakespeare. Y quedó tan impresionado por el tratamiento que Collin daba al personaje de Coriolano, llegado vía Shakespeare desde Plutarco, que se sintió impulsado a escribir esta Obertura, una pieza independiente y sin posibilidad alguna de ser usada como música incidental de la obra teatral. Sin duda, el temperamento del protagonista, de férrea voluntad, apasionado, insobornable y propenso a una temeraria valentía, resonó profundamente en la psique de Beethoven, que vio en Coriolano un espejo de sí mismo. Incluso para Beethoven, esta obertura está repleta de acuciante energía y tempestuosa rotundidad.

Continuar leyendo

Tchaikovsky: Sinfonía nº 4

OSCyL, Semyon Bychkov
26 y 27 de Enero de 2018

Carta de Tchaikovsky a la condesa Nadezhda von Meck. 21/01/1878

La tentación de hallar un argumento en la Cuarta Sinfonía de Tchaikovsky es tan vieja como la misma obra. Al permitir  Nadezhda von Meck a Tchaikovsky dedicarle la sinfonía (sin mencionar su nombre) y contribuir generosamente a financiar su carrera, exigió saber de qué  trataba la obra. La respuesta de Tchaikovsky, a menudo citada, es un detallado informe, lleno de pensamientos emocionales y frases vacías, palabras escritas a posteriori para satisfacer a un mecenas indispensable. Cuando Tchaikovsky menciona el destino, sin embargo, sus palabras suenan verdaderas; este era un tema que le había perseguido desde 1876, cuando vio Carmen y se sorprendió por la “muerte de los dos protagonistas que, a través del destino, fatum, finalmente alcanzan el culmen de su sufrimiento y su ineludible final”.  Escribió a Nadezhda von Meck:

Continuar leyendo

Bruch: Concierto para dos pianos y orquesta

Katia y Marielle Labèque. OSCyL, Semyon Bychkov.
26 y 27 de Enero de 2018

Hay pocos compositores cuyo lugar en la historia de la música esté más firmemente anclado a una sola obra que Max Bruch. Mientras que su Primer Concierto para Violín es un perenne favorito, incluso sus otras obras para violín y orquesta (otros dos conciertos y la Fantasía escocesa) aparecen muy raras veces en los conciertos, y el resto de su producción orquestal y de su música de cámara apenas se escucha. [Pero en los últimos años, se está revitalizando una de sus muchas partituras ignoradas, el Concierto para dos pianos y orquesta, de 1915]

Continuar leyendo

Rachmaninov: Sinfonía nº 3

OSCyL, Andrew Gourlay
26 y 27 de Enero de 2018

Rachmaninov y Ormandy

La tercera y última sinfonía de Sergei Rachmaninoff fue estrenada el 6 de noviembre de 1936 por la Orquesta de Filadelfia bajo la dirección de Leopold Stokowski. Exceptuando las reposiciones ocasionales efectuadas por Stokowski y su sucesor en la orquesta, Eugene Ormandy, la sinfonía no logró muchas audiciones en otros lugares, mientras su compositor continuaba prosperando y obteniendo reconocimiento como pianista, a menudo interpretando sus propias obras. Continuar leyendo

Rachmaninov: Concierto para piano nº 3

Nikolai Lugansky, OSCyL. Andrew Gourlay
26 y 27 de Enero de 2018

Rachmaninov estrenó el Tercer Concierto en Nueva York con la Orquesta Sinfónica de Nueva York, dirigida por Walter Damrosch, el 28 de noviembre de 1909. El Enero siguiente la interpretó con la Orquesta Filarmónica de Nueva York, dirigida por Gustav Mahler. Durante muchas décadas, el concierto fue ignorado por pianistas y público en general, en favor del Segundo, más compacto, más armonioso y estructuralmente más sólido. El tercero es una obra más profunda, llena de obstáculos para los virtuosos y de largas cadencias. Pero quedó socavado por los recortes que le obligaron a hacer a Rachmaninov, lo que, a corto plazo, sirvió para hacerlo más “programable ” en los conciertos, pero en última instancia, perjudicó su valor artístico. Desde el último cuarto del siglo XX, sin embargo, la mayoría de las interpretaciones del concierto han sido de la versión original, que dura alrededor de 45 minutos, cuando las versiones abreviadas restan hasta diez minutos del tiempo total de la partitura.

Continuar leyendo

Richard Strauss: Así habló Zaratustra (2)

OSCyL, Lionel Bringuier
11 y 12 de Enero de 2018

Los momentos iniciales del Así habló Zaratustra de Richard Strauss se encuentran entre los más magníficos y famosos de toda la música. Sorprendentemente, tal vez, estos memorables sonidos fueron inspirados por un tratado filosófico. La alegoría de Friedrich Nietzsche de la que toma su título el poema sinfónico de Strauss no parecería una obra muy adecuada para inspirar una composición musical. En su libro, Nietzsche, hablando a través del sabio ficticio Zaratustra, predica una “aristocracia natural” de aquellos que, a fuerza de esfuerzo intelectual y “voluntad de poder”, pueden elevarse por encima de la mediocridad y el conformismo y llevar a la humanidad a una edad de oro. Esta era estaría marcada por la llegada de un tipo superior de persona, a la que Nietzsche dio el desafortunado nombre de Übermensch, o “Superhombre”.

Continuar leyendo

Beethoven: Concierto para piano y orquesta nº 3

Maria Joao Pires. OSCyL, Lionel Bringuier
11 y 12 de Enero de 2018

La experiencia obtenida del proceso compositivo de obras formalmente tan maduras como las escritas en el trienio 1798-1800 fueron sin duda alguna determinantes para el enorme progreso que —respecto a sus predecesores— representa el Concierto n.º 3 en do menor (1800), una obra idónea para el lucimiento de un pianista. Su movimiento lento es una de las páginas más líricas compuestas por Beethoven y los requerimientos técnicos abarcan todo tipo de difcultades. Al igual que en la Patética o el cuarto de los Cuartetos op. 18 Beethoven utiliza la tonalidad de do menor, que años más tarde retomará como representación del heroísmo en algunas de sus obras más importantes, como la Sinfonía n.º 5, la marcha fúnebre de la Sinfonía n.º 3, la obertura Coriolano o la Sonata n.º 2 para violín. El idealismo alemán consideraba al Concierto n.º 3 en do menor como el arquetipo del concierto clásico-romántico, motivo por el que sirvió de modelo para muchos conciertos compuestos entre 1880 y 1914 y fue el favorito de los intérpretes —como se puede apreciar en la fonografía preeléctrica— hasta que el Emperador se convirtió en una obra emblemática.

Xoán M. Carreira, Notas de un programa de la OSCyL

Continuar leyendo

Bizet: Carmen

Dara Savinova, Migran Agadzhanyan, Ekaterina Bakanova
Coro Voces Blancas de Valladolid, Coros de Castilla y León
OSCyL, Ensemble Matheus, Jean-Christophe Spinosi
15 y 16 de Diciembre de 2017
Carmen, una hermosa y seductora gitana de fuerte carácter, es encarcelada tras una pelea, pero seduce al cabo Don José, que le ayuda a escapar y huye con ella a las montañas, renunciando a Micaela, su antiguo amor, y desertando del ejército. Pero al final, Carmen se enamora del toreador Escamillo, y Don José, ciego de celos, la asesina.

Continuar leyendo

Prokofiev: Suite de Guerra y Paz

OSCyL, Andrew Gourlay
2 de Diciembre de 2017

La opera de Prokofiev sobre la novela de Tolstoy fue uno de su proyectos más queridos. La empezó en la primavera de 1941, con el telón de fondo de la guerra, la evacuación y las turbulencias políticas –con el intento de invasión de Rusia por Hitler adquiriendo su alarmante relevancia contemporánea- y trabajó continuamente y con gran dedicación en ella durante los siguientes doce años, hasta, de hecho, pocas semanas antes de morir, en Marzo de 1953. Una representación en versión de concierto tuvo lugar en 1944, pero Prokofiev nunca vio la ópera puesta en escena tal como la había imaginado. Hizo muchas revisiones y adiciones y existen varias versiones de la obra: De algún modo, Prokofiev tenía que contentar no solo a sí mismo sino también a las autoridades soviéticas, que raras veces parecían capaces de decidir si lo que se les presentaba era lo que realmente querían.

Continuar leyendo