Mahler: Sinfonía nº 3

Maite Beaumont, Coros de Castilla y León, Escolanía Harmonia Pueri. OSCyL, Eliahu Inbal
17 y 18 de Mayo de 2018

Mahler empezó la Sinfonía núm. 3 en 1893 y la terminó el 6 de agosto de 1896 en Steinbach-am-Attersee (Austria). El compositor pasaba las vacaciones en la pequeña cabaña junto al lago Atter, donde ya había escrito la segunda sinfonía. El mismo Mahler se había definido como un compositor de verano, porque era el único tiempo de que disponía para dedicarse a concebir sus monumentales obras. Este magnífico lugar fue decisivo para inspirar aquello que Mahler definió como un gran himno a la naturaleza. Así lo expresa de una manera clarísima esta tercera sinfonía, en la que el autor explora cada rincón del mundo y cada sombra de la emoción humana, desde la exuberancia más pura y el disfrute de la naturaleza hasta la contemplación de los máximos misterios y la celebración de los placeres del cielo. La evolución a modo de escala ascendente hasta formas de vida cada vez más elevadas se refleja en la estructura de la obra, dividida en seis movimientos, así como en la elección del material sonoro, que le permitió evocar no tan sólo una naturaleza idílica, sino también tocada por las marcas de la civilización.

Continuar leyendo

Anuncios

Mahler: Sinfonía nº 5

Orquestra de Cadaqués, OSCyL, Gianandrea Noseda
19 y 20 de Mayo de 2017
Gustav Mahler y Bruno Walter

Gustav Mahler y Bruno Walter

La solitaria llamada de trompeta con que se abre este Sinfonía introduce todo un nuevo capítulo en la música de Mahler. Ha quedado atrás el pintoresco mundo de las primeras cuatro Sinfonías, música inspirada por historias y canciones populares, música que habla con voz humana y es explicada por la palabra escrita. Con la Quinta Sinfonía, como Bruno Walter afirmó, Mahler “ahora quiere escribir música como un músico.” Walter no tiene nada contra las anteriores obras; efectivamente, él fue uno de los primeros músicos importantes que comprendió y dirigió aquellas obras mucho antes de que su pusiera de moda defender la causa del compositor. Walter simplemente identificó lo qué otros escritores volverían a destacar después: El inesperado giro hacia un estilo sinfónico exclusivamente instrumental, componiendo música, desde la Sinfonía n° 5 hasta la n° 7, que no necesitaba discurso programático.

Continuar leyendo

Mahler: Sinfonía nº 10

OSCyL, Andrew Gourlay
10 y 11 de Marzo de 2017

gustav-mahler-y-alma

La décima sinfonía de Mahler es una de las más inquietantes y paradójicas obras de la historia de la música. Inacabada a su muerte, su composición formaría parte de un legendario, aunque fútil, intento de eludir la mortalidad. Mientras trabajaba en la partitura, Mahler también experimentó una profunda crisis personal que le llevó a consultar a Freud. Consecuentemente, la décima es un definitivo acto musical de agónica auto-revelación, aunque su intimidad psicoanalítica sólo podría ser abordada estudiando alguna o todas sus reconstrucciones, ninguna de las cuales puede reflejar exactamente las últimas intenciones de Mahler.

La mayor parte de las historias que rodean a la Décima, derivan del testimonio de Alma, la narcisista esposa de Mahler, y en particular, de las poco fiables memorias de su vida como compañera de una sucesión de famosos hombres, el primero de los cuales fue Mahler. Es a Alma a quien debemos la idea de que Mahler tenía el don inconsciente de la profecía y de que su música estaba plagada de  arcanas premoniciones de catástrofes. Escribiendo a posteriori, Alma vio el ciclo de las Kindertotenlieder, terminado en 1904, como un presagio de la muerte de su hija María tres años después. También fue ella quien llevó a nivel de mito la idea que sus últimas obras fueron un intento de, como ella lo expresó, “dar el esquinazo a Dios”.

Continuar leyendo

Mahler: Sinfonía nº 6, “Trágica”

OSCyL, Josep Pons
9 y 10 de Junio de 2016

Mahler

Escrita en un momento de gran felicidad y éxito personal, la Sexta Sinfonía, “Trágica”,  de Mahler desafía a los que tratan de cerrar la brecha entre la vida del compositor y su arte. Pero esta sinfonía llena de amor y demonios estaba sin duda tan cargada de significado para Mahler que confunde a los que quieren que las sinfonías sean asuntos ”puramente musicales”. Las preguntas más pertinentes llevan a lo más hondo de los debates estéticos de la época, así como a los problemas creativos y quizás psicológicos con que Mahler batalló en esta obra.

Continuar leyendo