Elgar: Variaciones Enigma (2*)

OSCyL, Leonard Slatkin
10 y 11 de Enero de 2020

El 21 de octubre de 1898, Edward Elgar regresó a su esposa y a su hogar en Malvern después de un largo día de enseñanza (que describió “como hacer rodar una piedra de molino con un hombro dislocado”). Su cantata Caractacus acababa de ser estrenada con gran éxito en el Festival de Leeds, pero esa noche en particular se sentía un poco desanimado.

Terminó de cenar, encendió un cigarro y se puso a teclear el piano. Más tarde, Elgar recordaría lo que sucedió luego.

“Al poco rato, calmado y sintiéndome relajado, comencé a tocar, y de repente mi esposa me interrumpió diciendo: “Edward, eso es una buena melodía”. Me desperté del sueño. ‘¿Eh? Melodía, ¿qué melodía? ‘Y ella dijo:’ Tócala otra vez, me gusta esa melodía’. Toqué y aporreé y toqué, y  entonces ella exclamó: ‘Esa es la melodía’. La voz preguntó con un tono de aprobación “¿Qué es eso?”, respondí: “Nada, pero se podría hacer algo con ello”.

Continuar leyendo

Elgar: Sinfonía nº 1

OSCyL, Andrew Gourlay
22 y 23 de Marzo de 2018


Elgar tenía la costumbre de describir obras que aún no había compuesto. Ya en 1968 mencionaba una sinfonía; iba a ser una especie de ‘Eroica’ inspirada por el general Gordon, el héroe popular e idealista asesinado en el asedio de Jartum en 1885. A fines de 1899, Elgar ya había compuesto un tema, y su esposa Alice mencionó haber escuchado ‘trozos’ en 1901. Pero algunas de estas primeras ideas acabaron probablemente en su Segunda Sinfonía en vez de en la Primera, y sin un encargo remunerado que aliviase sus continuas preocupaciones económicas (“Solo puedo conseguir encargos para escribir porquerías”, dijo) no se puso a trabajar hasta el verano de 1907, concluyendo la partitura a fines de septiembre del siguiente año.

Continuar leyendo

Elgar: In the South (Alassio)

OSCyL, Damian Iorio.
12 y 13 de Enero de 2017
alassio-costa-lupara-richard-west

Alassio: Costa Lupara (Richard West)

Entonces, como un relámpago, todo vino a mí: Arroyos, flores, colinas; las distantes montañas nevadas a un lado y el azul del Mediterráneo al otro; el conflicto armado de no hace demasiado tiempo, en ese mismo lugar donde yo estaba ahora, el contraste entre las ruinas y lo cuidado. Y luego, súbitamente, volví a la realidad. En ese espacio de tiempo había compuesto la obertura; lo demás fue solo transcribirla.

La escena tuvo lugar en un glorioso día de primavera en el valle de Andora, “En el sur” de Europa, aunque no en el de Italia, muy cerca de Alassio, un pequeño puerto del golfo de Génova en que el feliz Elgar se hallaba de vacaciones con su familia. Y, quizás para expresar aquel relámpago, la obra se inicia, recordando los primeros compases del Don Juan de Straus, como la vigorosa y deslumbrada mirada del que descubre un mundo luminoso.

Continuar leyendo

Katarina Karnéus, Erik Nielsen y la OSCyL, un magnífico y emocionante concierto.

OSCYL 2-14

Con buen criterio, el orden del programa ha variado, empezando por las Variaciones para orquesta de Schoenberg. Es particularmente difícil para un aficionado valorar una orquesta cuando lo que interpreta es atonal y amelódico. Pero algo habrá hecho bien la OSCyL cuando la temida dodecafonía ha resultado tan atractiva y sugerente. Música democrática, no solo por el reparto de las notas, también por el equilibrio equitativo de los instrumentos, la orquesta como un pueblo siguiendo su camino iluminado por la luz de Bach. Y, desde luego, entender lleva a disfrutar. Con todo, para quien desconocieses como yo la OSCyL, los austeros y ásperos violines de Schoenberg no despejaban la incógnita principal. ¿Cómo sonaran las cuerdas, cómo será el alma de esta orquesta?

Continuar leyendo