Bernstein: Divertimento para orquesta

OSCyL, Wayne Marshall
15 y 16 de Junio de 2017

Las obras festivas, consagradas por su naturaleza a seguir la tradición, encuentran en la brillante habilidad de Bernstein un panache en el que esta música a la que se llama “ligera” recobra su esplendor de antaño. Así lo testimonia en el Divertimento para orquesta, compuesto en 1980 para el centenario de la Orquesta Sinfónica de Boston (que lo interpretó el 25 de Septiembre de ese mismo año bajo la dirección de Seiji Ozawa).

Continuar leyendo

Anuncios

Bernstein: Obertura de Candide

OSCyL, Wayne Marshall
15 y 16 de Junio de 2017

Candide es una opereta cómica basada en la obra de Voltaire. La obra tuvo un escasísimo éxito cuando se estrenó en Broadway en 1956, y es su  obertura lo que se recuerda fundamentalmente hoy en día de ella. La obertura fue estrenada por la Orquesta Filarmónica de Nueva York en 1957 con la dirección del mismo Bernstein y se convirtió casi instantáneamente en una pieza básica en el repertorio de orquestas y bandas.

Continuar leyendo

Bernstein: Danzas sinfónicas de West Side Story

OSCyL, Jesús López Cobos
29 y 30 de Mayo de 2015

west-side-story

Lo qué Leonard Bernstein ha hecho en este trabajo es tomar una selección de números de su musical “West Side Story” y ordenarlos en una secuencia musicalmente satisfactoria, en vez de intentar seguir de forma exacta la narración de la obra musical. Así, la canción Somewhere, cantada por los héroes María y Tony cuando sueñan con seguir su camino juntos, en un futuro sin el fatal conflicto entre las dos bandas, los Jets y los Sharks, llega pronto (4:29), justo después del Prólogo que representa la violencia de las dos bandas callejeras, mientras que en el musical no se escucha hasta el segundo acto. [Por lo demás, el orden es el de la historia, que se sigue perfectamente]

Continuar leyendo

Measha Brueggergosman y la OSCYL en la Sala de teatro experimental

Measha OSCYL

La dirección del Delibes habrá preferido tener abarrotada la sala de teatro experimental en vez de ver la sinfónica medio vacía, y el concierto se ha trasladado a esa sala. Con lo que, dada su  áspera acústica, lo ganado en ambiente se ha perdido en sonido.

Continuar leyendo