Gershwin: Un americano en París

OSCyL, Wayne Marshall
15 y 16 de Junio de 2017

El 10 de marzo de 1928, George Gershwin subió a un barco con destino a Europa. Allí fue recibido como una celebridad y pasó bastante tiempo con algunos de los compositores más ilustres del continente. El viaje, sin embargo, resultó ser algo más que una oportunidad para codearse con sus héroes musicales. Hacía poco, la Filarmónica de Nueva York le había encargado una obra orquestal. Aunque había empezado a trabajar en Enero de ese mismo año, se encontró con que su viaje dio forma a la pieza. El resultado fue un poema sinfónico influido por el jazz que representa a un turista americano ante las vistas y los sonidos de París.

Leah Branstetter, Notas de un programa de la New Albany Symphony Orchestra.

Continuar leyendo

Anuncios

Gershwin: Concierto en Fa

Wayne Marshall. OSCyL, Wayne Marshall
15 y 16 de Junio de 2017

Entre la audiencia del estreno de la Rapsodia en blue presentada por Paul Whiteman el Lincoln Day en el Aeolian Hall, se hallaba Walter Damrosch, el compositor y director de la Sinfónica de Nueva York. Admirador también de la música escénica de Gershwin, Damrosch pidió al joven  compositor que escribiera un concierto para piano para la Symphony Society. El resultado fue el Concierto en Fa que tuvo su primera representación el 3 de diciembre de 1925, con el autor como solista. A diferencia de la Rapsodia en blue, el mismo Gershwin orquestó el nuevo trabajo.

Continuar leyendo

Gershwin: Obertura cubana

OSCyL. Jesús López Cobos
29 y 30 de Mayo de 2015

gershwin

Aunque aún no existía Porgy & Bess, Gershwin ya era famoso cuando, en 1932, compuso una obra basada en la música que había oído en los clubs y las calles de La Habana durante unas vacaciones en Cuba, un par de semanas en las que, según dijo, no pegó ojo. La tituló Rumba, y en Agosto de ese mismo año, Albert Coates dirigió su estreno en el Lewisohn Stadium de Nueva York, con gran éxito y record de asistencia. Tres meses después se presentaba en el Metropolitan con nuevo título, Obertura cubana, porque cuando la gente lee Rumba, dijo Gershwin, esperan El manisero o algo así. Obertura cubana da una idea más exacta del carácter y el propósito de esa música.

Continuar leyendo