Prokofiev: Sinfonía nº 7

OSCyL, Vladimir Fedoseyev
17 y 18 de Noviembre de 2016

sergei_prokofiev

En las décadas centrales del siglo XX, muchos compositores de Europa Occidental y América, tratando de romper definitivamente con el pasado, se alejaron del género más venerable de la música orquestal, la sinfonía. La escritura sinfónica y sus tradiciones se mantuvieron principalmente durante esos años en dos compositores soviéticos: Dmitri Shostakovich y Sergey Prokofiev. Este último músico completó su primera sinfonía en 1917, cuando tenía veintiséis años. La última llegó tras 35 azarosos años , durante los últimos meses de su creatividad.

Continuar leyendo

Prokofiev: Sinfonía nº 6

OSCyL, Vladimir Fedoseyev
17 y 18 de Noviembre de 2016
Prokofiev
Ahora nos regocijamos en nuestra gran victoria, pero todos nosotros tenemos heridas que no pueden ser curadas. Unos han perdido a seres queridos, otros han perdido su salud. Esto no debe olvidarse. (Prokofiev, a propósito de su Sexta Sinfonía)

Si la optimista Quinta Sinfonía de Prokofiev parecía anunciar el favorable final de la guerra y en sus propias palabras era un “himno dedicado al hombre  libre y feliz, a su gran poder, a su noble y puro espíritu”, la Sexta, más compleja y matizada, reflexiona sobre las heridas que esta dejaría en el pueblo ruso, y de hecho, aunque se estrenó en 1947, Prokofiev empezó a pensar en ella antes que en la Quinta, cuando el resultado de la guerra era todavía incierto, y la compuso en años de incertidumbre personal, con su salud muy afectada, problemas familiares. y la preocupante sombra de Stalin.

Continuar leyendo

Prokofiev: Suite de El amor de las tres naranjas

OSCyL, Daye Lin
18 y 19 de Marzo de 2016

El amor de las tres naranjas

Cuando Prokofiev recibió en Chicago el encargo de componer una obra para la Ópera Lírica de esa ciudad, estaba ya trabajando en un libreto basado en una fantasía del satírico italiano del Siglo XVIII, Carlo Gozzi, El amor de las tres naranjas, título que había adoptado una vanguardista revista teatral rusa cuyos postulados suscribía Prokofiev. Su argumento, alegre y absurdo, encajaba perfectamente con el estilo de su música: Un joven príncipe está muriendo de tristeza y solo la risa puede curarle. Pero la malvada bruja Fata Morgana frustra cualquier intento por lograrlo, hasta que, durante una pelea con los guardias de palacio, cae ridículamente mostrando sus bragas, lo que provoca la risa y curación del príncipe. La bruja le maldice y le condena entonces a enamorarse de tres naranjas. El príncipe parte en su busca y las encuentra en un desierto, descubriendo que en el interior de cada una hay una hermosa princesa. Pero dos de ellas mueren de sed, y la tercera habría seguido el mismo camino si el público que asiste a la función, “Los ridículos”, no la hubiese reanimado con un cubo de agua. Ninette, que así se llama la superviviente, se enamora en el acto del príncipe, y tras unas cuantas peripecias, la ópera acaba con alabanzas para la pareja.

Continuar leyendo

Prokofiev: Danza de los caballeros

OSCyL, Daye Lin
18 y 19 de Marzo de 2016

romeo-and-juliet-macmillan

Pocas composiciones tan hermosas y a la vez siniestras como la Danza de los caballeros del Romeo y Julieta de Prokofiev, música que acompaña una escena aparentemente pacífica, la del descubrimiento de Julieta por parte de un furtivo Romeo que se ha colado de rondón en la fiesta de los Capuletos. Curiosidad y hechizo mutuo en la pareja y el fiero orgullo de los Capuletos que conducirá a la tragedia

Continuar leyendo