Copland: Sinfonía nº 3

OSCyL, Carlos Miguel Prieto
16 y 17 de Enero de 2020

Había muchos candidatos a “La Gran Sinfonía Americana” en la década de 1940 (entre ellos la Tercera de Roy Harris, la Primera de Samuel Barber y la Tercera de William Schuman) y, sin embargo, al acabar la segunda guerra mundial todavía no estaba satisfecha la necesidad de una gran expresión musical de las esperanzas, alegrías y temores de una nación ante el mundo de la posguerra. Y seguía vacío un espacio destinado a una obra que realmente galvanizara al público musical más amplio posible satisfaciendo a la vez las estrictas demandas de lo que debía ser una sinfonía estadounidense de mediados de siglo, popular pero seria; música que tomara la más simbólicamente europea de las formas y la rehiciera a imagen de una América posterior a la guerra y al New Deal.

Continuar leyendo

Copland: Quiet City

Roberto Bodí, Juan Manuel Urbán. OSCyL, Leonard Slatkin
10 y 11 de Enero de 2019

Night shadows (Edward Hopper)

En 1939, el director teatral Harold Clurman pidió a su viejo amigo Aaron Copland que le proporcionara música incidental para una producción del Group Theatre en Nueva York de la obra experimental de Irwin Shaw, Quiet City (Ciudad tranquila). Shaw (1913-1984) era un joven dramaturgo que luego abandonó la escena y alcanzó su mayor éxito como escritor de ficción; entre sus obras se encuentran una novela sobre la Segunda Guerra Mundial, The Young Lions y un maravilloso cuento, The Eighty-Yard Run. Quiet City, sin embargo, fue un fracaso. Combinación de realismo y fantasía, trataba de un joven trompetista, David Melnikoff, quien (en palabras de Copland) “imaginaba los pensamientos nocturnos de muchas personas diferentes en una gran ciudad, tocando la trompeta para expresar sus emociones y despertar la conciencia de los otros personajes y de la audiencia”. Tras dos ensayos ante audiencias poco entusiastas, la obra fue abandonada.

Continuar leyendo

Copland: Quiet City (*)

OSCyL, Damian Iorio
8 y 9 de Marzo de 2019

Night shadows (Edward Hopper)

(*) Sustituida por la Marcha fúnebre de Sigfrido de El ocaso de los dioses de Wagner.

En 1939, el director teatral Harold Clurman pidió a su viejo amigo Aaron Copland que le proporcionara música incidental para una producción del Group Theatre en Nueva York de la obra experimental de Irwin Shaw, Quiet City (Ciudad tranquila). Shaw (1913-1984) era un joven dramaturgo que luego abandonó la escena y alcanzó su mayor éxito como escritor de ficción; entre sus obras se encuentran una novela sobre la Segunda Guerra Mundial, The Young Lions y un maravilloso cuento, The Eighty-Yard Run. Quiet City, sin embargo, fue un fracaso. Combinación de realismo y fantasía, trataba de un joven trompetista, David Melnikoff, quien (en palabras de Copland) “imaginaba los pensamientos nocturnos de muchas personas diferentes en una gran ciudad, tocando la trompeta para expresar sus emociones y despertar la conciencia de los otros personajes y de la audiencia ”. Tras dos ensayos ante audiencias poco entusiastas, la obra fue abandonada.

Continuar leyendo

Copland: Rodeo

OSCyL, Óliver Díaz
13 y 14 de Abril de 2018

El espíritu esencial de la música de Aaron Copland quizá no está tan bien encarnado en ninguna parte como en sus partituras de ballet, que se encuentran entre sus obras más conocidas. Copland escribió Rodeo (1942) para Agnes de Mille, y resultó ser el éxito más duradero de la coreógrafa. El argumento cuenta la historia de una mujer joven, consumada especialista en todas las artes de los vaqueros, que intenta atraer la atención del capataz de un rancho. En un giro decididamente pre-feminista, el jefe no resulta impresionado por sus habilidades pero sucumbe a sus encantos cuando cambia sus ropas de vaquero por un vestido y muestra un lado más “femenino” en el baile del rodeo.

Continuar leyendo