Ginastera: Concierto para violonchelo nº 2

Asier Polo. OSCyL, Carlos Miguel Prieto
24 y 25 de Enero de 2019

Alberto Ginastera y Aurora Natola-Ginastera

El arte es primero percibido por nuestros sentidos. Luego afecta nuestros sentimientos y al final despierta nuestra inteligencia… Una obra que habla sólo a la inteligencia del hombre nunca llegará a su corazón.
Alberto Ginastera

En 1980, celebrando el décimo aniversario de su matrimonio con la violoncelista Aurora Nátola,  Ginastera compuso su Segundo Concierto para Violonchelo “Para mi querida Aurora”, Se trataba de una reelaboración de material procedente de una sonata para cello, pero añadiendo un primer movimiento totalmente nuevo, del que Ginastera dijo:  “el elemento unificador a lo largo del primer movimiento [Metamorfosi di un tema] es un famoso tema de violonchelo de un gran compositor, cuya identidad debe ser descubierta por el oyente”.

Continuar leyendo

Anuncios

Ginastera: Glosses sobre temes de Pau Casals

OSCyL, Carlos Miguel Prieto
24 y 25 de Enero de 2019

 

Imaginé unas variaciones sobre temas de Casals, una composición brillante en la cual los conjuntos y los solistas se combinan con un cierto destello de virtuosismo juvenil. Su estilo estaría de acuerdo con la edad de los jóvenes intérpretes de Puerto Rico y encaminado a lograr la debida comunicación entre orquesta y público. Estoy seguro que una obra así será ejecutada continuamente en los institutos musicales de muchas partes del mundo. Y será un constante homenaje al maestro por parte de la juventud.

Alberto Ginastera

Continuar leyendo

Hovhaness: Sinfonía nº 2, “Montaña misteriosa”

OSCyL, Oliver Díaz
13 y 14 de Abril de 2015

Alan Hovhaness desafió al poder establecido -en sus miles de formas- durante toda su carrera. Empezó a componer de joven, pero sus padres lo desaprobaron inicialmente, por lo que tenía que quedarse hasta muy tarde por la noche, componiendo en el baño y escondiendo sus manuscritos bajo la bañera. Más adelante continuaría sus estudios de composición en Tanglewood sólo para encontrarse con que sus obras eran ridiculizadas por luminarias de la composición estadounidense como Aaron Copland y Leonard Bernstein. Y a lo largo de la mayor parte de su carrera su música fue ignorada a favor de compositores académicos y de vanguardia cuyos nombres nadie recuerda ahora.

Continuar leyendo