Berlioz: Escena de amor de Romeo y Julieta

OSCyL, Emmanuel Krivine Andrew Gourlay
27 y 28 de Mayo de 2016

Romeo y Julieta (Marc Chagall)

…la sublimidad misma de ese amor hace su descripción tan peligrosa para el músico que necesitaría dotar a su imaginación de una libertad que el significado literal de las palabras cantadas le negaría. De ahí el recurso al lenguaje instrumental, un lenguaje más rico, más variado, menos limitado y, por su misma imprecisión, incomparablemente más poderoso en tales situaciones.

 Héctor Berlioz. Prefacio de Romeo y Julieta

Continuar leyendo

Berlioz: Harold en Italia

Roberto Diaz. OSCyL, Juanjo Mena.
21 y 22 de Mayo de 2015.

Childe Harold's Pilgrimage (Albert Pinkham Ryder)

Pocas semanas después del concierto que me reivindicó, Paganini vino a verme. “Tengo una viola maravillosa, dijo, una magnífica Stradivarius que me gustaría tocar en público. Pero no tengo la música adecuada. ¿Le gustaría escribir una pieza para ella? Usted es el único en quien puedo confiar para esta tarea “. “Ciertamente, respondí, me siento más halagado de lo que puedo expresar, pero para estar a la altura de sus expectativas y para que un virtuoso como usted se luzca en una obra de ese tipo, hay que saber tocar la viola, y yo no sé. Desde mi punto de vista, sólo usted puede resolver este problema”. “No, insisto, dijo Paganini, usted va a hacer un buen trabajo; por mi parte estoy ahora demasiado enfermo para componer música y no puedo ni pensar en ello.”

Continuar leyendo

Katarina Karnéus, Erik Nielsen y la OSCyL, un magnífico y emocionante concierto.

OSCYL 2-14

Con buen criterio, el orden del programa ha variado, empezando por las Variaciones para orquesta de Schoenberg. Es particularmente difícil para un aficionado valorar una orquesta cuando lo que interpreta es atonal y amelódico. Pero algo habrá hecho bien la OSCyL cuando la temida dodecafonía ha resultado tan atractiva y sugerente. Música democrática, no solo por el reparto de las notas, también por el equilibrio equitativo de los instrumentos, la orquesta como un pueblo siguiendo su camino iluminado por la luz de Bach. Y, desde luego, entender lleva a disfrutar. Con todo, para quien desconocieses como yo la OSCyL, los austeros y ásperos violines de Schoenberg no despejaban la incógnita principal. ¿Cómo sonaran las cuerdas, cómo será el alma de esta orquesta?

Continuar leyendo

Berlioz: La muerte de Cleopatra

Katarina Karnéus, OSCyL, Erik Nielsen
17 y 18 de Octubre de 2014
Muerte de Cleopatra (Jean Baptiste Regnault,1796-1797)

Muerte de Cleopatra (Jean Baptiste Regnault,1796-1797)

A la tercera tampoco fue la vencida. La muerte de Cleopatra, la tercera de las cantatas que Berlioz compuso tratando de ganar el prestigioso Premio de Roma, resultó demasiado dramática y moderna para el jurado, y el joven músico hubo de esperar a que una más convencional Sardanapale lo lograse a la cuarta, cuando ya estaba enfrascado en su Sinfonía fantástica. Pero es que, tal como nos cuenta él mismo en sus memorias, el candidato se equivocó. Había ganado el segundo premio en la anterior convocatoria, no había rivales de mayor entidad y estaba cantado que el vencedor de esta edición iba a ser él, de modo que, libre de temores, dio lo mejor de si mismo en vez de limitarse a seguir la moda y componer algo convencional y sobre todo relajante, como convenía para acompañar algo tan banal como el suicidio de Cleopatra que, en el texto de Pierre-Ange Vieillard propuesto por la Academia para el concurso, se confiesa no solo derrotada y humillada, sino también culpable. Y, naturalmente, una obra rebosante de dramatismo y de las habilidades orquestales propias de Berlioz, no debió gustar al jurado. Escúchense los latidos del corazón de Cleopatra en las dos notas del ostinato de las cuerdas en los minutos finales de la obra: “¡Dioses del Nilo, me habéis traicionado! Octavio me espera en su carro. ¡Cleopatra, dejando la vida, vuelve a ser digna de Cesar!”

Continuar leyendo