Respighi: Pinos de Roma

OSCyL, Andrew Gourlay.
5 y 6 de Octubre de 2017

El único compositor italiano que hasta hace bien poco había destacado fuera del mundo de la ópera, Ottorino Respighi, debe su fama a una serie de poemas sinfónicos, entre los que destacan los tres ambientados en la capital de su patria, Fuentes de Roma, Fiestas Romanas y Pinos de Roma. Este último, seguramente el más popular, está formado por cuatro escenas brillantemente orquestadas por este neoclásico discípulo de Rimsky-Korsakov  influido por Debussy y Wagner, escenas que él mismo se encargó de  describir en el prefacio de su partitura:

Continuar leyendo

Anuncios

Mendelssohn: Sinfonía Nº 5, “Reforma”

OSCyL, Andrew Gourlay.
5 y 6 de Octubre de 2017

Confesión de Augsburgo

Entre los 12 y los 14 años, Mendelssohn compuso 13 sinfonías para cuerdas (con ocasionales apariciones sorpresivas de la percusión), una fluencia poco acorde con su maduro enfoque de la forma sinfónica. Las cinco sinfonías adultas fueron compuestas con amplios intervalos  y vistas con considerable inquietud por su compositor, aunque serían generalmente admiradas por la pulcritud y accesibilidad que se encuentra en toda su música. Se numeraron según su orden de publicación, y como ni la popular Sinfonía “italiana” ni la Sinfonía de la “Reforma” fueron editadas, éstas acabarían luego engañosamente numeradas como Cuarta y Quinta.

Si la Sinfonía “Reforma” hubiera sido presentada de acuerdo con las intenciones originales de Mendelssohn, podría haberse librado del desdén con que parece haber sido tratada desde entonces. Consciente de que en 1830 debía celebrarse el tercer centenario de la presentación al emperador Carlos V de la Confesión de Augsburgo por Lutero y Melanchthon, Mendelssohn ya pensaba en una composición adecuada para la ocasión durante la aventura de su viaje a las Islas Británicas en 1829. Como devoto protestante y admirador incondicional de Bach (cuya Pasión de San Mateo había recuperado recientemente en Berlín), Mendelssohn se sintió atraído por la idea de una sinfonía que simbolizase la Reforma protestante, no una gran obra  coral sobre un texto sagrado, sino con una sinfonía de cuatro movimientos sin palabras.

Continuar leyendo

Berlioz: El carnaval romano

OSCyL, Andrew Gourlay.
5 y 6 de Octubre de 2017

Corteo di Maschere a piazza Colonna Durante il Carnevale (Francesco Muccinelli)

Las melodías de El carnaval romano de Hector Berlioz se escucharon por primera vez en público cuando su ópera Benvenuto Cellini se estrenó en París, en Septiembre de 1838, bajo la batuta de François-Antoine Habeneck. Y quizás nunca hubiesen llegado a dar lugar a esa pieza de concierto independiente si el genio y la figura de Berlioz se hubiesen resignado ante la dirección de Habeneck del “saltarello”, la danza que en la ópera acompaña la fiesta en la Piazza Colonna. Así lo explicó en sus Memorias*:

Continuar leyendo