El “Lord Aylesford” es de Pablo Ferrández

oscyl-programa-2-16-17-web_page001

Pinchas Zukerman sustituyó a Jukka-Pekka Saraste, y la Obertura de Las bodas de Fígaro de Mozart a la Leonora nº 2 de Beethoven, quizás para restar trabajo al mítico violinista y ahora también director. Con lo que la brillante composición de Mozart, menos chispeante y ligera de lo que ahora gusta, sirvió para anunciar la fiesta que se avecinaba. Porque desde que el arco de Pablo Ferrández extrajo el primer sonido de su Stradivarius, el auditorio se inundó de emoción con una sublime y casi milagrosa interpretación del Concierto para violonchelo de Haydn, una interpretación como ni su propio autor pudo soñar, que muchos escucharíamos de principio a fin con un nudo en la garganta y los ojos húmedos y en la que Pablo Ferrández rompió con todas las etiquetas descubriendo en la “cortesana” música de Haydn más romanticismo del que se suele pensar y con una cadenza en el primer movimiento, parece ser que compuesta por él mismo, en la que se atrevió a incluir unos ondulantes y modernos sonidos que servían maravillosamente, no a un estilo o una época, sino a la música.

Continuar leyendo

Anuncios

Haydn: Concierto para cello nº 1

Pablo Ferrández. OSCyL, Jukka-Pekka Saraste
21 y 22 de Octubre de 2016

Haydn

Hasta 1961, sólo hubo un concierto para violonchelo de Haydn, en Re mayor, muy apreciado tanto por el público como por los violoncelistas al ser la única obra de su género del gran triunvirato clásico vienes, pues ni Mozart ni Beethoven escribieron conciertos para violonchelo. Un concierto para violonchelo anterior, en Do mayor, desaparecido durante la vida del compositor, se había dado por perdido. Ese concierto estaba registrado en los dos catálogos del propio Haydn: El “Proyecto de catálogo”, iniciado en 1765 y con adiciones periódicas, y el  “Catálogo completo” de 1805, descorazonadoramente titulado “Una lista de todas las composiciones que puedo realmente recordar haber compuesto desde los dieciocho hasta mis  setenta y tres años” (lo cual no inspira precisamente mucha confianza sobre su exhaustividad)

Continuar leyendo