Silins culmina triunfalmente el concierto ruso dirigido por Fedoseyev

oscyl-programa-4-16-17

Cambió la sinfonía, la Séptima de Prokofiev en vez de la Sexta anunciada en el programa de la temporada, y cambió el orden, de modo que fue esta obra la que abrió el concierto, en una sobria y coherente versión en la que Fedoseyev mostró toda la melancolía y la tristeza que se oculta tras la aparente sencilla ingenuidad de este testamento musical, especialmente memorable el vals del segundo movimiento. Curiosamente, el director ruso optó por la coda optimista que Prokofiev quiso eliminar, el coletazo de un Pedro Eulenspiegel que no existe en la obra. Continuar leyendo

Anuncios