Ray Chen, Till Eulenspiegel y Richard Strauss,tres ases en el Delibes

OSCYL-PROGRAMA-05-15-16_page001

En contra de Ray Chen solo juegan los temores que pueda suscitar su vertiente mediática. Pero todo se olvida cuando se escuchan en el poderoso sonido de su violín las primeras notas del concierto de Sibelius, y al acabar el primer movimiento nadie puede dudar de que se trata de un músico muy serio, técnicamente prodigioso pero capaz de tocar también con enorme fuerza y sentimiento y de mostrar la casi misteriosa capacidad expresiva de un instrumento que suena a la vez dulce y amargo. Y además, toca con el Stradivarius de Joachim, el amigo de Brahms, lo que añade un extra de emoción a una media hora inolvidable que el público del Delibes agradece con grandes ovaciones. Dos propinas, el Capricho 21 de Paganini, obra de y para virtuosos que Chen interpreta, como si la cantara, con enorme naturalidad, y la Gavotte en rondeau de Bach en una versión muy lírica y apasionada, deliciosa. A nadie le hubiese importado seguir el resto de la sesión con él.

Continuar leyendo

Anuncios

Sibelius: Concierto para violín

Ray Chen. OSCYL, Joana Carneiro.
18 y 19 de Diciembre de 2015

Sibelius

El Concierto para violín no es la única obra que el finlandés Sibelius compuso para violín y orquesta; escribió también una variedad de excelentes obras más breves que incluyen dos Serenatas (1913) y Seis Humoresques (1917). Pero el concierto es sin duda el más ambicioso de todos estos trabajos. A pesar del entusiasmo inicial de unos pocos violinistas -notablemente Maud Powell, que fue el solista en el estreno americano con la Filarmónica de Nueva York en 1906 y repitió varias veces la obra en una gira transcontinental- el concierto tardó en hacerse popular . Y eso no sucedió hasta que Jascha Heifetz lo grabó en la década de 1930, haciendo que el concierto se convirtiese en lo que es hoy, uno de los más populares del repertorio de los conciertos románticos nacionales.

Continuar leyendo