Inauguración de la temporada 2016-1017 con un gran Jean-Efflam Bavouzet

oscyl-programa-16-17-abono-1_page001

Las sesiones inaugurales de la temporada 2016-2017 han sido las de la primera actuación con la OSCyL de un pianista imponente, Jean-Efflam Bavouzet, que desde el primer acorde del Concierto para la mano izquierda de Ravel, plantó la música en el auditorio, la música excepcional, la que no depende solo de las notas de la partitura sino que parece estar creándose en ese momento y desborda emoción. Tanto daba si el concierto de Ravel era para una mano o para un solo dedo, lo importante no fue el virtuosismo de Bavouzet, que parecía tocar sin el menor esfuerzo, sino la musicalidad con que desgranó las notas de esa rica pieza. Bravo y gracias, pero una pena que entre el concierto y la Alborada del gracioso que interpretó  luego de propina, de forma igualmente magistral, su actuación apenas alcanzase la media hora: Es un pianista para escuchar durante horas.

Continuar leyendo

Anuncios

Ravel: Concierto para la mano izquierda

Jean-Efflam Bavouzet, OSCyL. Andrew Gourlay
6 y 7 de Octubre de 2016

Paul Wittgenstein, Roger Désormière, Maurice Ravel

Durante la Primera Guerra Mundial, un prometedor pianista austríaco llamado Paul Wittgenstein perdió su brazo derecho. Era el octavo de los nueve hijos de Karl Wittgenstein, un todopoderoso industrial del acero con un apellido comparable al de Rothschild, hoy más conocido por su noveno hijo, el filósofo Ludwig Wittgenstein. En su reciente debut, el pianista había recibido buenas críticas, y todavía prisionero de guerra en un campo de concentración de Siberia, decidió que la amputación no iba a acabar con su carrera. Pidió a su maestro, Josef Labor, que le escribiese un concierto para la mano izquierda y se puso a arreglar piezas y a desarrollar técnicas para poder tocar con esa sola mano, logrando a lo largo de su vida que compusieran para él músicos como Britten, Hindemith, Korngold, Prokofiev, y Richard Strauss entre otros. Aquí le podemos ver interpretando el Concierto para la mano izquierda de Ravel, que se ha convertido con el paso del tiempo en el más famoso de sus encargos.

Continuar leyendo