Daniel Müller-Schott entusiasma al auditorio con Dvorak

oscyl-programa-16-15-

Desde las notas del programa de mano, Adolfo Muñoz nos invitaba a una velada cinematográfica, y hemos tenido hasta una máquina de viento en las dos Suites Dafnis y Cloe de Ravel de las que, efectivamente, debieron beber Waxmann, Herrmann y Rozsa, y quizás también el Barry de las Memorias de África. Pero lo que ha sido de cine ha sido la interpretación del Concierto de violoncello de Dvorak ofrecida por Daniel Müller-Schott, que siendo ya un instrumentista de reconocido prestigio, ha venido como sustituto de Truls Mork y ha triunfado como sucede con los suplentes en tantas películas. Ha tocado y se le han oído todas y cada una de las innumerables y emocionantes notas de ese enorme concierto, y lo ha hecho con entrega, sensibilidad y refinamiento, regalando muchos momentos de tensión y emoción extrema, con glissandos, armónicos y pianísimos impagables. En el primer movimiento, el sonido de su instrumento ha resultado algo agudo y zumbón, pero es injusto poner pegas a una interpretación tan generosa, inmaculada y emocionante como la suya.

Continuar leyendo

Anuncios