Bernstein: West Side Story (Suite)

OSCyL, Andrés Salado
21 de Febrero de 2019

Con libreto de Arthur Laurents, música de Leonard Bernstein, letra de Stephen Sondheim y coreografía de Jerome Robbins, el musical West Side Story es una de las producciones teatrales más populares basadas en Romeo y Julieta de William Shakespeare. Ambientada en el Upper West Side de Manhattan a mediados de la década de 1950, West Side Story explora la rivalidad entre dos pandillas de adolescentes de diferentes orígenes étnicos y culturales. Tony, que pertenece a la pandilla nativa de Manhattan, los Jets, se enamora de María, la hermana del líder de la pandilla rival portorriqueña, los Tiburones. El dramático argumento, la música sofisticada, las grandes escenas de baile y el acercamiento a los problemas sociales marcaron un punto de inflexión en el teatro musical estadounidense.

La producción original de Broadway de 1957, dirigida y coreografiada por Jerome Robbins, significó el debut de Stephen Sondheim en Broadway. La producción obtuvo un Premio Tony en 1957 por la coreografía de Robbins. Al musical le siguió la innovadora y galardonada película de 1961, que obtuvo 10 Premios de la Academia, incluido el de Mejor Director, por Robbins y Robert Wise, y Mejor Película.

Pacific Northwest Ballet

 

 

Leonard Bernstein y Arthur Laurents habían estado discutiendo la idea de una obra teatral basada en Romeo y Julieta durante unos seis años, pero no fue hasta que Bernstein visitó Los Ángeles en el verano de 1955 cuando la idea comenzó a cristalizar: ¿Por qué no trasladar los Montescos y los Capuletos a los calores y vapores de una ciudad moderna? Dos años después, West Side Story llegaba al escenario, aunque cambiando la  geografía de Los Ángeles por Nueva York y con un título provisional de East Side Story, cautivando al público con su versión moderna de las luchas étnicas y el amor intemporal.

Un aspecto notable de la partitura de Bernstein para West Side Story es su inamovible concepción como música para orquesta. Incluso en medio de los ritmos jazzísticos latinoamericanos y de las ruidosas y estridentes escenas de lucha, la escritura de Bernstein siempre está inspirada en la orquesta, y el resultado es que la música parece tan cómoda en el escenario como en el foso. Parece natural, entonces, que le haya ido tan bien a la popular reducción de 1961 (las Danzas sinfónicas de West Side Story firmadas por el propio Bernstein) y que le hayan seguido luego distintas suites y arreglos.

Jessica Schilling. LA Phil 

 

Puedes dejar tu comentario aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s