Tchaikovsky: Sinfonía nº 6, “Patética”

OSCyL, Andrew Gourlay
11 y 12 de Abril de 2019

Dejemos esto claro: La Sinfonía Patética de Tchaikovsky no es una nota musical de suicidio, no es una pieza escrita por un compositor que se estaba muriendo, no es el producto de un músico terminalmente deprimido por sus facultades compositivas o su vida personal. No es la obra de un hombre que no podía ir más allá, musicalmente hablando. Ni siquiera debería llamarse Patética, hablando estrictamente, por su asociación con un tipo particularmente esteticista de melancolía. Tchaikovsky mismo, habiendo supuestamente aprobado para su obra la palabra rusa de su hermano Патетическая (“Patetitčeskaja”) (que podría traducirse mejor como “apasionada”), y habiendo decidido no titularla  “Una Sinfonía de Programa”, envió a su editor la indicación de que era simplemente su Sexta Sinfonía en Si menor, dedicada a su sobrino Bob Davydov. Así es como apareció la pieza cuando el propio Tchaikovsky dirigió el estreno en San Petersburgo el 28 de octubre de 1893. Tres semanas más tarde, en su primera interpretación póstuma, se la llamó “Pathétique”, un sobrenombre que se ha mantenido desde entonces.

Continuar leyendo

Anuncios