Ginastera: Concierto para violonchelo nº 2

Asier Polo. OSCyL, Carlos Miguel Prieto
24 y 25 de Enero de 2019

Alberto Ginastera y Aurora Natola-Ginastera

El arte es primero percibido por nuestros sentidos. Luego afecta nuestros sentimientos y al final despierta nuestra inteligencia… Una obra que habla sólo a la inteligencia del hombre nunca llegará a su corazón.
Alberto Ginastera

En 1980, celebrando el décimo aniversario de su matrimonio con la violoncelista Aurora Nátola,  Ginastera compuso su Segundo Concierto para Violonchelo “Para mi querida Aurora”, Se trataba de una reelaboración de material procedente de una sonata para cello, pero añadiendo un primer movimiento totalmente nuevo, del que Ginastera dijo:  “el elemento unificador a lo largo del primer movimiento [Metamorfosi di un tema] es un famoso tema de violonchelo de un gran compositor, cuya identidad debe ser descubierta por el oyente”.

Transformado de modo reconocible sólo por los profesionales y muy avezados, se trata del inolvidable solo para violonchelo que inicia el tercer movimiento del Segundo Concierto para piano de Brahms, un pasaje favorito de su esposa. Y de muchos melómanos.

La violoncelista era también aludida por el epígrafe poético de ese primer movimiento “Aurora, vengo a ti con esta canción nacida de la bruma”, verso de un poeta suizo llamado Auguste Martin. Ginastera describe el movimiento  como “cuatro transformaciones de un tema, como los cuatro puntos cardinales al amanecer (de nuevo la Aurora), metamorfosis de color desde la sombras hasta la luz.

No es sólo el primero. Siguiendo con las palabras de Ginastera, “todos los movimientos llevan epígrafes de diferentes poetas y un breve comentario que alude al clima sonoro, expresivo y formal en que se desarrollan. “  Al Scherzo sfuggevole [12:45], que “debe interpretarse dentro del pianísimo más estricto ” y es “un policromático lienzo de tonos y timbres, como un caleidoscopio musical formado por una introducción y una estructura concertante” le corresponde un verso de Luis Cernuda, ¡Esa brisa reciente en el espacio esbelta!”. “En el tercer movimiento [Nottilucente] [17:34] se escucha el coquí, esa minúscula y musical criatura nocturna de Puerto Rico (la rana de árbol)”. Y a los versos de Apollinaire, La nuit s’étoile et la paille se dore / Il songe à celle qu’il adore.(La noche se estrella y la paja se dora / El sueña con aquella a la que adora), se añade la también poética descripción de Ginastera: “En la noche de lunas luminosas y nubes iridiscentes, surge un apasionado diálogo de cinco voces, canciones ocultas en los susurros de la distante jungla” Para el último movimiento, Cadenza e Finale rustico [26:15], Pablo Neruda: Tiemble y estalle la fiesta. Y “ritmos del Carnavalito, canciones de fiesta, colores de fuego en danzas invocadas desde las profundidades de los tiempos Andinos”

-♦-

Es hoy por hoy el primer violonchelista español
(El Mundo)

El Primer Premio en el Concurso Nacional de Juventudes Musicales de España fue el inicio de los numerosos reconocimientos que Asier Polo, nacido en Bilbao en 1971, ha obtenido a lo largo de una trayectoria en la que ha colaborado con orquestas y directores de primera categoría. Actualmente es profesor en el Musikene de San Sebastián y en la Facultad de Música y Artes Escénicas de la Universidad Alfonso X El Sabio. Asier Polo toca un violonchelo Francesco Rugieri cedido por la Fundación Banco Santander.

Puedes dejar tu comentario aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s