Brahms: Canción del destino

Coros de Castilla y León. OSCyL, Jordi Casas.
15 y 16 de Noviembre de 2018

Hyperion’s Schicksalslied (Sabine Pleyel)

Cuando Brahms descubrió en el verano de 1868 el poema “La canción del destino de Hiperión”, se sintió tan conmovido que tomo nota inmediatamente de unos primeros bosquejos para su Schicksalslied.  Tres años después terminó la obra.

El tema fundamental de la novela epistolar de Hölderlin “Hyperion” ​​(publicada entre 1797 y 1999), que tiene lugar en el contexto de la batalla de Grecia por su liberación, es la amarga reflexión  del joven Hiperión (uno de los titanes de la mitología griega, hijo de Urano y Gaia, y padre de Helios, el dios del sol) sobre el contraste entre sus propias sombrías circunstancias y el mundo idílico de los dioses antiguos. Consecuentemente, Brahms expresa el mundo de los dioses con una atmósfera maravillosamente armónica que descansa en sí misma. Esta cordialidad, sin embargo, es interrumpida por la tempestuosa sección “Doch uns ist gegeben” [8:58], que en las palabras “Wie Wasser von Klippe zu Klippe geworfen” [9:45] amenaza con hundirse en el caos como resultado del contraste entre doble y triple tiempo. El poema concluye aquí, pero Brahms agregó un postludio instrumental [14:06] que remite a la música del idílico inicio: se trata de su propia afirmación musical sobre la esperanza de que los tormentos de la humanidad no puedan, al final, dejar impávidos a los dioses.

Éva Pintér

Hyperions Schicksalslied / Canción del destino de Hiperión

Ihr wandelt droben im Licht / Vosotros paseáis allá arriba, en la luz,
Auf weichem Boden selige Genien! / por leve suelo, genios celestiales;
Glänzende Götterlüfte / luminosos aires divinos
Rühren Euch leicht, / ligeramente os rozan,
Wie die Finger der Künstlerin / como la inspiradora con sus dedos
Heilige Saiten. / unas cuerdas sagradas.
Schicksallos, wie der Schlafende / Sin destino, tal dormido niñito,
Säugling, atmen die Himmlischen; / alientan los sagrados seres;
Keusch bewahrt / púdicamente oculto
In bescheidener Knospe, / en modesta corola,
Blühet ewig / florece eternamente
Ihnen der Geist, / para ellos el espíritu;
Und die seligen Augen / con pupila beata
Blicken in stiller / miran en la tranquila
Ewiger Klarheit. / claridad inmortal.
Doch uns ist gegeben, / Mas no es dado a nosotros
Auf keiner Stätte zu ruh’n, / tregua en paraje alguno;
Es schwinden, es fallen / desaparecen, caen
Die leidenden Menschen / los hombres resignados
Blindlings von einer / ciegamente, de hora
Stunde zur andern, / en hora, como agua
Wie Wasser von Klippe / de una peña arrojada
Zu Klippe geworfen, / a otra peña, a través de los años
Jahr lang in’s Ungewisse hinab. / en lo incierto, hacia abajo

Friedrich Hölderlin. Traducción de Luis Cernuda.

-♦-

In memoriam

 

Puedes dejar tu comentario aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s