Mozart: Sinfonía nº 30

OScyL, Andrés Salado
15 y 16 de Noviembre de 2018

La festiva Sinfonía No. 30 de Mozart fue escrita para una ocasión desconocida en Salzburgo. Las sinfonías de Mozart en Do, Re o Mi bemol, eran a menudo, por razones técnicas, las únicas que podían incluir trompetas. Esta, en Re mayor, está escrita para una orquesta con una pareja de oboes y de trompas, dos trompetas, timbales, cuerdas y un continuo de fagot y clavecín.

Mientras que la previa había alcanzado una noble serenidad y la anterior a ella, (la 25) fue la primera sinfonía de Mozart verdaderamente trágica, esta parece estar más interesada en la ligereza y los buenos tiempos. Esto hizo que los comentaristas de la era romántica la vieran como un paso atrás al ser una obra menos “seria”. Sin embargo, en la variedad de sus ideas musicales y la inteligencia de su tratamiento, es igual las dos. La importancia de la “seriedad” como determinante de la calidad musical es cosa del oyente.

La obra se halla unificada por el hecho de que tanto el primero como el último movimiento empiezan con una melodía que sigue  el acorde de Re mayor hacia abajo: Re, La, Fa sostenido, Re. En el primer movimiento, esto viene precedido de algunos acordes y figuraciones introductorias, incluyendo una que incluye un pequeño trino simple [0:28]. En el curso de la exposición, este trino crece y crece en importancia hasta que toda la orquesta está dominada por su zumbido.

El segundo movimiento [6:27] es en forma de sonata a pequeña escala y está orquestado solo para cuerdas. Es rico en melodías cantábiles y muestra el cuidado del compositor en hacer que las cuatro voces sean interesantes. De ahí que su audición sea tan rica. El minueto [11:00] es uno de los más parecidos a esa danza de los que hay en las sinfonías más maduras de Mozart. El movimiento final [14;31], nuevamente en forma completa de sonata-allegro, contrasta agradablemente una figura de apertura de marcha rápida en ritmos punteados con una idea lírica. La sección de desarrollo es bastante seria, pero la coda del movimiento la detiene pronto en una broma musical.

Joseph Stevenson, allmusic.com

-♦-

Jesús Lopez Cobos
In memoriam

 

Puedes dejar tu comentario aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s