Schubert: Sinfonia nº 7, “Inacabada”

OSCyL, Gordan Nikolic
2 y 3 de Noviembre de 2018

Tres amigos (Johann Baptist Jenger, Anselm Hüttenbrenner y Franz Schubert) (Josef Eduard Teltscher, 1827)

Por qué los amigos de Schubert, Anselm y Joseph Hüttenbrenner, ocultaron al mundo su Sinfonía Inacabada durante más de 40 años, sigue siendo uno de los muchos misterios que rodean la obra. Schubert había compuesto dos movimientos (y parte de un tercero) de una sinfonía en Si menor en 1822. En algún momento de 1823, le entregó el manuscrito a Joseph para que se lo llevara como regalo a Anselm, y no, como se ha creído durante mucho tiempo, para donarlo a la Steiermärkischen Musikverein  como reconocimiento por haber sido elegido miembro de ella. Schubert quizá esperaba que la Sociedad lo interpretara (Anselm también era un miembro), pero los estudiosos han demostrado que los hermanos no fueron culpables de quedarse con algo que no era totalmente suyo. Si fueron “culpables” de algo, fue solo de obstaculizar el conocimiento de una joya artística, privando posiblemente a Schubert de la imagen de “sinfonista” entre sus contemporáneos.

Finalmente, en 1860, Joseph escribió a Johann Herbeck, director de orquesta y coro en Viena, quejándose del abandono que sufrían las composiciones de Anselm y ofreciéndole una sinfonía de Schubert tan buena como cualquiera de Mozart o Beethoven, a cambio de que aceptase tocar algo de su hermano. Por qué Herbeck Tardó cinco años en reaccionar es otro misterio, pero el secreto se había desvelado y la presión pública para escuchar la obra iba en aumento. Herbeck visitó a Anselm, prometiendo interpretar una de sus obras (promesa que cumplió), y se hizo con el manuscrito. Por fin, en diciembre de 1865, Viena escuchó la Inacabada, y la elevada valoración que Hüttenbrenner había hecho de su nivel artístico resultó correcta.

El mayor misterio persiste: ¿Por qué Schubert no terminó la obra? Abundan las teorías: “Anselm Hüttenbrenner perdió los dos movimientos anteriores” (refutado); “A Schubert no le gustaba lo que tenía pensado para completarla” (imposible de probar); “La obra le recordaba una época dolorosa” (también imposible de probar); “El final previsto terminaba como el Entreacto en Si menor de Rosamünde, por lo que no podría ser reutilizado en la Sinfonía” (es posible, pero no existen pruebas que lo corroboren). Basta con decir que la vida ofrece infinitas razones para dejar un proyecto sin terminar.

Los dos movimientos existentes califican a Schubert como un gran sinfonista. En el primero, en si menor, una clave poco común para una sinfonía, el drama crece milagrosamente a partir de su lírica y melancólica apertura. El famoso tema del violonchelo se desliza sobre un acompañamiento sincopado en la clave de Sol mayor, una relación de claves inusual para un segundo tema, pero magistralmente acertada. Schubert modela el apasionado clímax de la sección de desarrollo partiendo de la misma frase de apertura del movimiento, ahora intensificándose casi hasta su punto de ruptura. Y a sabiendas, guarda el regreso del inquietante tema principal, no para la recapitulación sino para la coda.

El segundo movimiento contrasta un encantador tema de apertura en las trompas, cuerdas y vientos con un agitado segundo tema o episodio, que reaparecerá de nuevo de una forma que recuerda al movimiento lento de la Quinta Sinfonía de Beethoven. Las maravillas armónicas que porta la recapitulación y que colorean la coda refuerzan la candidatura de Schubert a la grandeza.

La Sinfonía fue escrita para dos flautas, oboes, clarinetes y fagots, dos trompas y trompetas, tres trombones, timbal, y cuerdas.

Jane Vial Jaffe

Puedes dejar tu comentario aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s