Rachmaninov: Sinfonía nº 3

OSCyL, Andrew Gourlay
26 y 27 de Enero de 2018

Rachmaninov y Ormandy

La tercera y última sinfonía de Sergei Rachmaninoff fue estrenada el 6 de noviembre de 1936 por la Orquesta de Filadelfia bajo la dirección de Leopold Stokowski. Exceptuando las reposiciones ocasionales efectuadas por Stokowski y su sucesor en la orquesta, Eugene Ormandy, la sinfonía no logró muchas audiciones en otros lugares, mientras su compositor continuaba prosperando y obteniendo reconocimiento como pianista, a menudo interpretando sus propias obras. Continuar leyendo

Anuncios

Rachmaninov: Concierto para piano nº 3

Nikolai Lugansky, OSCyL. Andrew Gourlay
26 y 27 de Enero de 2018

Rachmaninov estrenó el Tercer Concierto en Nueva York con la Orquesta Sinfónica de Nueva York, dirigida por Walter Damrosch, el 28 de noviembre de 1909. El Enero siguiente la interpretó con la Orquesta Filarmónica de Nueva York, dirigida por Gustav Mahler. Durante muchas décadas, el concierto fue ignorado por pianistas y público en general, en favor del Segundo, más compacto, más armonioso y estructuralmente más sólido. El tercero es una obra más profunda, llena de obstáculos para los virtuosos y de largas cadencias. Pero quedó socavado por los recortes que le obligaron a hacer a Rachmaninov, lo que, a corto plazo, sirvió para hacerlo más “programable ” en los conciertos, pero en última instancia, perjudicó su valor artístico. Desde el último cuarto del siglo XX, sin embargo, la mayoría de las interpretaciones del concierto han sido de la versión original, que dura alrededor de 45 minutos, cuando las versiones abreviadas restan hasta diez minutos del tiempo total de la partitura.

Continuar leyendo

Richard Strauss: Así habló Zaratustra (2*)

OSCyL, Lionel Bringuier
11 y 12 de Enero de 2018

Los momentos iniciales del Así habló Zaratustra de Richard Strauss se encuentran entre los más magníficos y famosos de toda la música. Sorprendentemente, tal vez, estos memorables sonidos fueron inspirados por un tratado filosófico. La alegoría de Friedrich Nietzsche de la que toma su título el poema sinfónico de Strauss no parecería una obra muy adecuada para inspirar una composición musical. En su libro, Nietzsche, hablando a través del sabio ficticio Zaratustra, predica una “aristocracia natural” de aquellos que, a fuerza de esfuerzo intelectual y “voluntad de poder”, pueden elevarse por encima de la mediocridad y el conformismo y llevar a la humanidad a una edad de oro. Esta era estaría marcada por la llegada de un tipo superior de persona, a la que Nietzsche dio el desafortunado nombre de Übermensch, o “Superhombre”.

Continuar leyendo

Beethoven: Concierto para piano y orquesta nº 3

Maria Joao Pires. OSCyL, Lionel Bringuier
11 y 12 de Enero de 2018

La experiencia obtenida del proceso compositivo de obras formalmente tan maduras como las escritas en el trienio 1798-1800 fueron sin duda alguna determinantes para el enorme progreso que —respecto a sus predecesores— representa el Concierto n.º 3 en do menor (1800), una obra idónea para el lucimiento de un pianista. Su movimiento lento es una de las páginas más líricas compuestas por Beethoven y los requerimientos técnicos abarcan todo tipo de difcultades. Al igual que en la Patética o el cuarto de los Cuartetos op. 18 Beethoven utiliza la tonalidad de do menor, que años más tarde retomará como representación del heroísmo en algunas de sus obras más importantes, como la Sinfonía n.º 5, la marcha fúnebre de la Sinfonía n.º 3, la obertura Coriolano o la Sonata n.º 2 para violín. El idealismo alemán consideraba al Concierto n.º 3 en do menor como el arquetipo del concierto clásico-romántico, motivo por el que sirvió de modelo para muchos conciertos compuestos entre 1880 y 1914 y fue el favorito de los intérpretes —como se puede apreciar en la fonografía preeléctrica— hasta que el Emperador se convirtió en una obra emblemática.

Xoán M. Carreira, Notas de un programa de la OSCyL

Continuar leyendo