Prokofiev: Suite de Guerra y Paz

OSCyL, Andrew Gourlay
2 de Diciembre de 2017

La opera de Prokofiev sobre la novela de Tolstoy fue uno de su proyectos más queridos. La empezó en la primavera de 1941, con el telón de fondo de la guerra, la evacuación y las turbulencias políticas –con el intento de invasión de Rusia por Hitler adquiriendo su alarmante relevancia contemporánea- y trabajó continuamente y con gran dedicación en ella durante los siguientes doce años, hasta, de hecho, pocas semanas antes de morir, en Marzo de 1953. Una representación en versión de concierto tuvo lugar en 1944, pero Prokofiev nunca vio la ópera puesta en escena tal como la había imaginado. Hizo muchas revisiones y adiciones y existen varias versiones de la obra: De algún modo, Prokofiev tenía que contentar no solo a sí mismo sino también a las autoridades soviéticas, que raras veces parecían capaces de decidir si lo que se les presentaba era lo que realmente querían.


Ahora que Guerra y Paz ha adquirido popularidad tanto en Rusia como fuera de ella, la idea de una suite de concierto parecía oportuna. Sospecho que si Prokofiev hubiese revisado mi obra habría dejado el primer movimiento prácticamente como está –de hecho no hay en ella cambios respecto a la música original- pero habría remodelado o recompuesto substancialmente el segundo y el tercero. He intentado meramente seleccionar material apropiado y presentarlo de una forma que tuviese un claro sentido musical.

Cada uno de los tres movimientos de la Suite muestra un aspecto diferente de la vinculación de Prokofiev con el pasado de su país, que evoca con habilidad.

I. El baile (de la escena nº 2) [Fanfarria y Polonesa; Vals; Mazurca]

En el verano de 1945, el director Samuil Samosud empezó a preparar Guerra y Paz para su primera representación escénica (algunas partes ya habían sido interpretadas en formato de concierto). Sintió que algo faltaba al inicio de la Primera parte y se detuvo. ‘Volviendo a Tolstoy, cogí la novela y, de modo inexplicable, la abrí en las palabras “El 31 de Diciembre, Nochevieja de 1810, tuvo lugar un baile en casa de un alto dignatario de los tiempos de Catalina la Grande.” Al momento supe que no era necesario discutirlo [con Prokofiev]’. Y no hizo falta. Al empezar la primavera de 1946, la nueva escena –la deslumbrante serie de bailes de salón- estaba lista y, ensayada inmediatamente, cautivó a todo el mundo. Si recordamos que Prokofiev era esencialmente un compositor pre-soviético (en contraste con Shostakovich, que creció bajo el comunismo), podemos entender su simpatía por el desaparecido mundo de los zares. El Tchaikovsky de Eugene Oneguin y de La dama de picas fue probablemente su modelo aquí, pero el resultado no es tanto un pastiche de Tchaikovsky, ni de Rimsky-Korsakov, en cuya ópera Pan Voyevoda hay una secuencia similar de danzas a gran escala, como un Tchaikovsky a través de Prokofiev. La acidez del Si menor del vals (que Natacha y el Principe Andrés bailan juntos al final) recuerda el Vals Fantasía de Glinka, que Prokofiev reconoció como prototipo de muchos de sus muchos valses; la tonalidad de Glinka es también el Si menor.

De nuevo, el producto final es puro Prokofiev, como en la salvaje irrupción de la coda en la mazurka, una de sus más excitantes inspiraciones en danzas. No creo tampoco que Tchaikovsky o Rimsky-Korsakov escribiesen nunca una Polonesa en un tiempo 4/4; preferían generalmente un ¾, pero seguro que habrían aprobado la fanfarria que la precede. Es una espectacular forma de empezar: la orquesta estalla en colores. De algún modo, Prokofiev destila todo el brillo y la purpurina de una época en un repetido acorde en Si bemol mayor.

II. Intermezzo – Noche de Mayo (de la escena nº 1)

Una noche de luna en primavera en la hacienda de Rostov. Prokofiev no fue nunca tan dulce y clásicamente lírico como al poner música a estas palabras de Andrei: Esta mañana he cabalgado por el bosque. Todo se había vuelto verde; todos los abedules y los alisos estaban cubiertos de brotes. Reluciendo entre el verde de la hierba podía ver los colores de las primeras flores de la primavera.”

Entonces, Natacha y Sonia aparecen en una ventana de la planta superior, no pueden dormir: “Ah!, Mira aquí abajo. ¿Es realmente un jardín lo que vemos o un reino mágico? Oh, adorable arroyo que corres sobre la arena, ¡qué dulce y tranquila es tu suave música y como brillan tus aguan en el claro de luna! ¡Qué agradable es el anochecer, cuando se pone el sol y las sombras cubren los campos y los bosques…!”

III. Final (de la escena 13) [Tormenta de nieve; Batalla; Victoria]

De la primavera al invierno, Noviembre de 1813. Los franceses, cansados, heridos y desmoralizados, se retiran por la carretera de Smolensko en medio de una feroz tormenta de nieve. Prokofiev trabajó duramente en los muy originales sonidos de esta pieza de música descriptiva: dijo que quería lograr “el máximo efecto posible, tener a los diablos y a las Baba Yagas (brujas rusas) bailando en remolinos en el aire, gritando, silbando y aullando. Grupos de partisanos rusos se abalanzan y arrrollan a los rezagados, pero aquí ya no hay duda de que Moscú y Rusia son libres. Fortissimos orquestales de algunos importantes temas patrióticos –el último, el más grande y amplio, el del victorioso mariscal Kutuzov- llevan la obra a su conclusión, maestoso trionfale. El último de esos temas, el del mariscal Kutuzov tiene su origen en Ivan el terrible (La toma de Kazan), Migrando de una partitura a la otra, la melodía inspiradora progresa también de un musitado pianissimo al más poderoso de los fortissimos.

Christopher Palmer, autor del arreglo

Anuncios

1 comentario

Puedes dejar tu comentario aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s