Wagner: Preludio y Muerte de Tristán e Isolda

OSCyL, Andrew Gourlay
6 y 7 de Octubre de 2017

muerte-de-tristan-e-isolda

A principios de la década de 1850, Richard Wagner (1813-1883) empezó a leer las obras del filósofo alemán Arthur Schopenhauer (admirado, dicho sea de paso, por Nietzsche). Para Schopenhauer, la música ocupaba un lugar por encima de todas las demás artes, incluyendo la poesía, lo que significaba que relegaba el texto de una ópera a un papel secundario.

Wagner comenzó a mostrar síntomas de su exposición a Schopenhauer a mediados de la década de 1850, y, naturalmente, el más importante proyecto operático del compositor de la década refleja esa influencia. Hasta Tristán e Isolda, nadie había podido imaginar hasta qué punto la música por sí sola podría encarnar el drama. En un largo arco, Wagner pone al desnudo la vida interior de los personajes que dan título a la ópera, mientras su amor, condenado desde su inicio, halla su consumación en la muerte.

Continuar leyendo

Anuncios