Znaider y la OSCyL: Gran Strauss, mejor servido que Sibelius

OSCYL-PROGRAMA-15-14-15

Más ruidosos de lo deseable desde su primera aparición y con unos momentos caóticos poco antes del final, los vientos de la OSCyL no se integraron adecuadamente ayer en una Quinta Sinfonía de Sibelius que bajo la batuta de Znaider lució más en su vertiente metafísica que en la romántica. Bien las cuerdas, con espléndidos momentos de tensión en el primer movimiento, pero a la orquesta le faltó además equilibrio y el precioso tema del tercero pasó sin pena ni gloria.

Luego, con un intensísimo Así habló Zaratrusta, que pareció mucho más ensayado, el violinista y director Nikolaj Znaider se mostró a la altura de su prestigio y las toneladas de música de Richard Strauss barrieron la de Jean Sibelius. Inmensas las cuerdas en “Del gran anhelo”, sensacional el concertino Juraj Cizmarovic, que ya se había hecho notar en la sinfonía y que encantó con la deliciosa “Canción del baile”, mereciendo los reiterados particulares agradecimientos del director y el público, entre el que se veían caras agradablemente sorprendidas por todo lo que sigue a la fanfarria de 2001.

Puedes dejar tu comentario aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s