Sibelius: Sinfonía nº 5

OSCyL, Nikolaj Znaider
24 y 25 de Abril de 2015

Sibelius - Goteborg_1915

Estoy de nuevo en una profunda sima. Pero alcanzo a ver en la penumbra la montaña que con seguridad venceré. Dios abre su puerta por un momento, y su orquesta toca mi Quinta sinfonía. (Jean Sibelius, 1915)
Trabajo a diario en mi Quinta sinfonía, dándole una nueva forma, componiéndola casi de nuevo. El primer movimiento se parece al antiguo, y el tercero es similar al final del antiguo primero. El cuarto tiene los viejos temas, pero son más potentes en esta revisión. Toda la sinfonía es, si se me permite decirlo, un clímax vital hasta el fin. Triunfal. (Jean Sibelius, 1918)

Desde la oscuridad de la primera guerra mundial hasta el triunfal clímax con que concluye la versión definitiva de su quinta sinfonía, Sibelius trabajó en esta relativamente breve obra durante más años que en ninguna otra, satisfecho sólo tras una tercera revisión en la que los cuatro movimientos habituales quedaron reducidos a tres, al fusionar en uno los dos primeros. Se trataba de una obra de encargo del gobierno finés para conmemorar su quincuagésimo aniversario y la primera versión se estrenó efectivamente ese día, el ocho de Diciembre de 1915. Luego, acabada la guerra, Sibelius quiso dar a su sinfonía “otra forma, más humana. Más con los pies en el suelo, más vívida”, consecuente con la afirmación de que cada una de sus sinfonías representaba “un Credo en diferentes etapas de la vida”

Continuar leyendo

Anuncios