Beethoven: Sinfonía nº 8

OSCyL,  Gordan Nikolic
16 y 17 de Abril de 2015

Beethoven en 1815

[El humor de la octava sinfonía] parece provenir de los repentinos giros que en el curso de un flujo uniforme y lírico irrumpen en pasajes formales, casi arcaicos. Es una súbita irregularidad, asomando donde todo [era] regular, un ritmo alterado, un explosivo fortissimo, una nota extraña o una tonalidad sin relación (…) como un juego divino en esa región pura del pensamiento tonal [donde] manan la melodía y la invención (…) y la fantasía está furiosamente viva “.

John N. Burk. Vida y obras de Beethoven.

[La octava sinfonia] es la carcajada de un hombre que ha vivido y ha sufrido y, escalando las alturas, ha alcanzado la cima… Sólo aquí y allí se entromete momentáneamente una nota de rebelión; y aquí y allí, en breves reposos líricos tenemos… otro de los indicios de la Divinidad que descubre el oído.”

Pitts Sanborn. Beethoven y sus nueve sinfonías.

Continuar leyendo

Anuncios