Un fantástico y estremecedor Barbazul

Barbazul Delibes Valladolid

Desde la introducción, magníficamente recitada en castellano por una voz en off, hasta el último de los silencios de la obra, todo resultó estremecedor en este fascinante castillo de Bartok, una obra en la que no sé ver nada de nacionalismo pero sí mucho de la música que puebla los sueños y las cumbres borrascosas de las pesadillas. La OSCyL sigue en estado de gracia, pero la batuta de Josep Pons fue ayer determinante para que su respuesta nos dejase clavados en las butacas. Y si a la mezzo Sara Fulgoni, por lo demás estupenda, le faltó volumen, el barítono Robert Bork compensó con creces con su rotunda y tenebrosa voz y con una intensísima interpretación del terrorífico enamorado.

Un público tan numeroso como es habitual en los conciertos de la OSCyL, hizo salir al director y los solistas hasta cinco veces para recibir sus aplausos. También los merece quien decidió algo que a veces se olvida incomprensiblemente, y que sin la menor duda contribuyó en gran medida a que gozásemos de este sensacional concierto: Que el programa de mano incluyese el texto y su traducción; firmada, por cierto, por la página www.kareol.com, que parece contar con traductores muy creativos como puede deducirse de esta muestra:

Traducción

Pero que todos los males sigan siendo como éste.

Puedes dejar tu comentario aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s