Bartók: El castillo de Barbazul

Robert Bork, Sara Fulgoni, OSCyL, Josep Pons
18 y 20 de Diciembre de 2014
05

El Castillo de Barbazul de Bartók, una ópera de un solo acto que puede verse con una mínima escenificación, se basa en la elaboración que hizo Maurice Maeterlinck del cuento de Perrault, al que, sin apenas cambios, había puesto música Dukas en Ariadna y Barbazul,  una obra a cuyo estreno asistió Bartók. El libreto del poeta Béla Balázs es bastante explicito, especialmente si se no se omite el prologo declamado y puede escucharse la retórica pregunta,

¿Dónde está la escena,
fuera o dentro,
señoras y señores?

que nos advierte de que el castillo es el propio Barbazul, o, aún más, el Barbazul que puede ser cualquiera.

Judit ha seguido ciegamente a Barbazul a su castillo, pero quiere saber, quiere que la luz ilumine la vida de su amado, y para decidirle a deponer su resistencia, tiene una poderosa razón:

¡Tenemos que abrirlas todas,
abramos todas las puertas!
¿Por qué Judith?
Porque te amo.

Y no sin gemidos de angustia, Barbazul cede, y cede la primera puerta, la más difícil para él, la que descubre la sangre que ha derramado y le pone en evidencia. Xilófonos para los instrumentos de tortura, la escena es roja, pero ya no negra: Se empieza a hacer la luz. Judit abre la segunda puerta, la de la armería, vientos militares. Y confirma la realidad:

¡Eres fuerte, poderoso, sí,
pero también tan cruel, Barbazul!

Sin embargo, sigue queriéndole y queriendo seguir adelante. Barbazul insiste,

Judith, quiéreme,
pero no hagas preguntas.

pero le entrega las llaves de las tres siguientes, las que guardan los tesoros, cuerdas y celesta, el jardín del placer y la belleza, trémolos de flautas y cuerdas, y su propio reino, tutti orquestal. La luz es cada vez mayor, la sangre cada vez es menos aparente, aunque mancha el oro y riega el jardín, y la roja sombra de una nube amenaza su reino. No obstante, Barbazul se siente dichoso. Judit le ha mostrado su verdad, la ha conocido y sigue a su lado.

Mira cómo reluce mi castillo.
Tus manos lo han logrado.

Pero, sea por puro amor como ella proclama o por el deseo de poseer al amado, sea por la intuición de que los nubarrones no hablan del pasado o por la pura curiosidad de la mujer de Lot, Judit se empeña en abrir las dos últimas puertas, por más que Barbazul le advierta que pueden perder lo mucho que han ganado.

Bien mío, ten cuidado,
cuidado, con mi castillo.
No permitas que se pierda
este resplandor.

Finalmente cede pues, pero si su resistencia era mayor, es porque lo que hay tras esas puertas no es un presente más o menos manchado por un pasado remoto sino las lágrimas de otras tres mujeres y sus espíritus, mujeres a las que ha amado antes que a ella, mujeres a las que debe lo que le ofrecía ahora a Judit, y que le muestran el futuro que le esperaba y que su insistencia ha precipitado. Trágica intuición o curiosidad; amor o intrusión, en cualquier caso, para Barbazul,

Desde ahora, todo será oscuridad,
oscuridad, oscuridad.

Y tras el clímax emocional de la obra, la orquesta, que había empezado en pianísimo acaba también en pianísimo describiendo así un arco sonoro que ha llegado a su máximo al abrirse la quinta puerta, la del reino y la máxima luz posible. Los dos cantantes no abandonan el recitativo que Bartók, renunciando a cualquier lucimiento musical para servir al poderoso guión, indicó como parlando-rubato.

Aunque la historia es conocida, merece mucho la pena tratar de seguir el texto, que se abrirá en una ventana independiente pulsando aquí, y que, convenientemente reducida de tamaño, permitirá ver a la vez la extraordinaria película que en 2004 dirigió Sándor Silló con István Kovács y Klára Kolonits como Barbazul y Judit, y György Selmeczy al frente de la Orquesta de la Radio Húngara.

-♦-

Puedes dejar tu comentario aquí:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s